sábado, 21 de octubre de 2017 |Hora: : :

REGIÓN CENTRO


EFECTOS DEL SISTEMA DE DERECHO DE EXPORTACIÓN

Fecha Publicación: 07/04/2008  08:31  
Compartir


– "Con el nuevo esquema de retenciones móviles, el riesgo de mercado se invierte, una vez que se alcanza el precio máximo no tiene sentido que el productor espere para vender, especulando con una suba, porque no le reportará mayores ganancias" • Dante Romano, presidente del Centro de Gestión Agropecuaria, explicó los efectos que tendrá en el mercado de granos el sistema de derechos de exportación anunciado el 11 de marzo. El especialista consideró que en este nuevo terreno, "las señales del mercado internacional pasan por un filtro", que obligan al productor a manejar otro tipo de información. En los hechos, las retenciones móviles le ponen un tope de precios, que en el caso de la soja está en torno de los 900 pesos. A partir de ahí, sólo puede capturar un porcentaje menor de cada aumento en el exterior. De allí que recomendó estar atento a los "pisos y techos"&8194; conformados por las bandas de retenciones. En este sistema la alícuota sube en la medida que aumenta el precio FOB índice. Este es el valor que calcula la Secretaría de Agricultura en base a los precios de exportación sobre puertos argentinos. No es el que recibe el productor, ya que hay que descontarle los gastos de exportación y las retenciones.

Por otra parte, el derecho de exportación marginal determina cuánto retiene el Estado de cada "suba adicional". Para la soja, cuando el precio de exportación se mueve entre 401 y 500 dólares por tonelada, el fisco se queda con el 72% del aumento, cuando oscila entre 501 y 600 dólares capta el 81% y cuando supera los 600 dólares se queda con el 95%.

De esta forma, "la suba es del gobierno y la baja es del   productor", describió Romano, quien concluyó que "si hay razones para esperar bajas hay que vender pero si hay razones para esperar subas no tiene mucho sentido esperar cuando se está cerca del vértice".

El trigo, por ejemplo, tiene potencial de suba porque está  lejos del precio máximo, el maíz está cerca de ese techo y la soja y el girasol están directamente en el límite. "El trigo y el maíz pueden subir hoy, la soja no", concluyó.

Aún así, hay márgenes de negociación que están determinados  por las necesidades de los compradores y su capacidad teórica de pago en el mercado interno. Esta última es la diferencia entre el precio FOB y los gastos de embarque y los derechos de exportación.

"Para el productor es clave analizar los números de la capacidad de pago de las fábricas y la exportación, y ver si están más pegados al piso o techo", señaló Romano.

"La capacidad teórica de pago de la exportación es de 260  dólares y la de las fábricas es de 300 dólares, el precio va a surgir del que esté más urgido", señaló. Y explicó que a pesar de la caída de 80 dólares que experimentó el precio de la soja en Chicago desde el 11 de marzo hasta fines de ese mes, el poder de compra de las fábricas "se redujo sólo 22 puntos".

Por estos días vencen una importante cantidad de contratos derivados de la  necesidad de cumplir los compromisos con el exterior. "El productor va a entregar esta mercadería y quedará con capacidad financiera para aguantar", explicó y opinó que una vez que eso pase "lo más probable es que retenga y si alguien quiere sacarle el grano tendrá que pagarle lo mejor que pueda". (Fuente: La Capital)
  07 de Abril (Valor Local)


Publicidad Grandi & Asociados - Interior


Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.


Seguinos en twitter



     

valorlocal.com.ar
E-mail:info@valorlocal.com.ar
Parana - Entre Ríos
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2017 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño sitios WEB Grandi y Asociados