miércoles, 19 de junio de 2019 |Hora: : :

DESTACADOS


CRECEN LAS DUDAS EN EUROPA ANTE UN ACUERDO CON EL MERCOSUR

19 de junio (Valor Local)
Compartir


Las autoridades de la Unión Europea dicen que no se firmará “a cualquier precio” y aumenta el malestar con Bolsonaro

Europa sigue frenando el optimismo del Mercosur (desde Bruselas se entiende que es principalmente de Brasil) sobre las posibilidades de acordar a muy corto plazo los términos del tratado comercial que los dos bloques negocian desde hace casi 20 años.

La Comisión Europea asegura que ni la firma del trato es “inminente” (como había dicho hace días el canciller brasileño Ernesto Araújo) ni Europa firmará “a cualquier precio”. La comisaria europea de Comercio Cecilia Malmström volvió a confirmar que su prioridad, a meses de dejar el cargo, es acordar con Mercosur, pero reconoce que sigue habiendo importantes obstáculos.

Malmström dijo en Bruselas que sigue habiendo problemas en cuanto a los productos agroalimentarios pero reconoció que no sólo en ese sector hay diferencias. No hay negociaciones desde principios de mayo y no hay en la agenda europea ninguna fecha para volver a sentar a los equipos negociadores, a poco más de un mes de que los funcionarios europeos empiecen el receso estival.

Malmström, que negocia en nombre de los 28 países del bloque, también explicó que en los últimos meses hubo importantes avances, también en algunos asuntos que habían quedado encallados desde finales del año pasado, pero no está todo acordado.

La funcionaria europea explicó que “siempre que se negocia un tratado comercial, cuando te vas aproximando al final de la negociación, están los asuntos más complicados para ambas partes y muy frecuentemente son temas agrícolas, pero no exclusivamente”.

El tratado comercial que deberían firmar Mercosur y la Unión Europea se enfrenta además a un obstáculo político. Clarín adelantó en diciembre pasado que la jefa del gobierno alemán Angela Merkel, que hasta entonces se había mostrado partidaria del acuerdo y estaba entre los dirigentes europeos que menos trabas ponían, tomó la llegada de Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil como un problema para el acuerdo por la ideología ultraderechista del mandatario brasileño.

Francia también reaccionó contra Bolsonaro al asegurar que no permitiría que la Unión Europea firmara acuerdos comerciales con países que no respetaran el Acuerdo del Clima de París, pacto del que Bolsonaro prometió sacar a Brasil.

El lunes aumentó esa presión cuando cientos de ONG pidieron a la Unión Europea detenga “inmediatamente” las negociaciones con Mercosur por la situación de los derechos humanos y la política medioambiental en Brasil.

Una carta firmada por 340 organizaciones (también del lado americano del Atlántico) asegura que “desde la toma de posesión del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en enero de 2019, hemos sido testigos del aumento de las violaciones de los derechos humanos y los ataques a las minorías”.

Denuncian estas ONG que el gobierno de Bolsonaro prepara “la destrucción de alguna de las regiones más preciosas y ecológicamente valiosas del mundo como la Amazonía” y piden a la Unión Europea que “confirme con pruebas” que Brasil respetará el Acuerdo del Clima de París.

Malmström se había puesto el lunes la venda antes de la herida. Ante las críticas, dijo que “hay algunas medidas tomadas en Brasil” que la Comisión Europea “no comparte”, pero que un acuerdo comercial tiene las funciones que tiene y entre ellas no está “resolver todas las miserias del mundo”.

La funcionaria europea apuntó incluso a que el acuerdo incluya un apartado sobre “comercio y desarrollo sostenible que sea lo más ambicioso posible”, aunque reconoció que “aún no está hecho”. También se incluiría alguna cláusula contra la deforestación.

La semana pasada el diario español El País adelantó que la Comisión Europea estudiaba que los gobiernos del bloque aprobaran la reducción de las importaciones de países que deforesten para producir productos agroalimentarios.

Los obstáculos siguen siendo los mismos de siempre. Los países de Mercosur quieren mejor acceso de sus productos agroalimentarios a la Unión Europea. Los europeos quieren que Mercosur respete sus indicaciones geográficas, que abra más sus mercados a los lácteos europeos y a los productos industriales europeos y que se liberalice el mercado de servicios marítimos de Mercosur para que puedan entrar a competir en él las empresas europeas. (Fuente: Clarín)


Fecha Publicación: 19/06/2019  08:20  

Publicidad Grandi & Asociados - Interior


Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.


Seguinos en twitter



     

valorlocal.com.ar
E-mail:info@valorlocal.com.ar
Parana - Entre Ríos
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2019 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño sitios WEB Grandi y Asociados