El Dow Jones perdió 140 puntos apenas se abrieron operaciones y también lo hicieron el S&P 500 y el Nasdaq 100. Un estratega de Citigroup estimó que la “corrección” podría llegar a 10% y Goldman Sachs alertó a sus traders por lo que se viene.

En lo que parece ser el inicio de otra semana agitada, las acciones bursátiles en Wall Street abrieron en baja en el mercado overnight, a causa del aumento de las operaciones especulativas de inversores minoristas “rebeldes” que siguen causando pérdidas a los fondos de inversión y azuzando temores a la posible explosión de una “burbuja”.

Los futuros atados al índice Dow Jones cayeron 140 puntos apenas iniciadas las operaciones y aumentaron luego la pérdida a 150 puntos, en tanto los futuros del S&P 500 cayeron 0,6% y los del Nasdaq 100 lo hicieron 0,7 por ciento, aunque posteriormente la pérdida del Dow Jones se redujo a 100 puntos y las del S&P 500 y el Nasdaq 100 a 0,45 y 0,62% respectivamente.

Citado por la cadena norteamericana CNBC, Tobias Levkovich, Citigroup’s jefe de estrategia bursátil de Citigroup, dijo que las cotizaciones han subido mucho y que los eventos de la semana pasada, cuando inversores minoristas provocaron grandes pérdidas a fondos de inversión establecidas, podrían gatillar una fuerte corrección desde cotizaciones sobrevaluadas.

“Las vulnerabilidades están ahí, y no sabemos qué catalizadores y en qué momento pueden pueden aparecer, incluidas algunas de las recientes acciones minoristas que apostaron fuertemente contra las acciones sorteadas; sospecho que ellos podrían terminar con el envión alcista (rally) y proveer valores de entrada 10% más bajos, escribió Levkovich en una nota a sus clientes.

El viernes pasado el Dow-Jones cayó 620 puntos, un 2% y cerró por debajo de los 30.000 puntos por primera vez desde diciembre. El Nasdaq cayó 2% y el S&P 500 cayó 1,9 por ciento. En la semana, los tres índices cayeron más del 3%, en el peor resultado semanal desde octubre de 2020. De este modo, además, el Dow y el S&P cerraron enero con pérdidas por primera vez en cuatro meses.

Reflejo de los temores con que se abre la semana bursátil en el principal mercado del mundo, Goldman Sachs envió una nota de alerta a sus traders y “a la luz de las recientes condiciones del mercado, incluyendo grandes volúmenes y volatilidad, y el potencial impacto sobre nuestros clientes” les recomendó tener presentes las recomendaciones operativas de la firma. (Fuente: Infobae)