A más de un año de la pandemia, el sector de las estaciones de servicio no repunta: las ventas siguen sin recuperar los volúmenes de comienzos del año pasado. En abril, el despacho de combustibles mostró una caída del 0,9%, con una baja de 0,4% para el gasoil y de 1,2% para las naftas, como consecuencia del comienzo de las medidas de aislamiento.

Según el informe mensual elaborado por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), en base a datos de la Secretaría de Energía de la Nación, la caída solo reflejan una parte del impacto de las medidas de aislamiento, que comenzaron a finales de abril y se intensificaron durante mayo. “La caída del mes pasado puede ser mucho más profunda”, anticiparon.

Las naftas se encuentran un 18,7% por debajo de febrero 2020, el último mes donde no hubo restricciones por covid-19

Los datos muestran una caída sostenida desde el pico en la recuperación de diciembre del año pasado, que había ilusionado con el comienzo de un mejor panorama para el sector. Entre el último mes de 2020 y abril del 2021, las naftas cayeron 7,1%. El gasoil, empujado por la cosecha del campo y el transporte de pasajeros y productos, se mantuvo estancado aunque con una ligera caída del 0,9%. Combinado, el volumen de los combustibles cayó un 3,8%.

Las naftas se encuentran un 18,7% por debajo de febrero 2020, el último mes donde no hubo restricciones por covid-19. En el caso del gasoil la caída es del 5,2% y en conjunto, ambos combustibles se encuentran 11,8% por debajo de los niveles de hace 14 meses”, detallaron desde Cecha.

Con todo, las caídas en los volúmenes no son parejas en todo el país: en Formosa, en abril se vendió un 30,2% menos combustible que en febrero 2020. Otros distritos con fuertes bajas fueron la ciudad de Buenos Aires (-22,9%), La Rioja (-21,3%) y la provincia de Buenos Aires (-17,9%).

“Nuestro sector está atado a la circulación, si se reduce nos impacta. Necesitamos que esto se tenga en cuenta, sin un salvavidas no llegamos al final de la pandemia”, señaló Gabriel Bornoroni, presidente de Cecha, durante una charla virtual con periodistas.

“Se vienen momentos más complicados de los que ya tenemos. No nos gusta que nos ayuden, pero necesitamos que no nos cobren los impuestos en momentos en donde estamos en crisis. Por ejemplo los impuestos de aportes y contribuciones. Hemos pedido que nos consideren sector crítico para poder estar alcanzados por el Repro II. Seguimos sin dejar puestos de trabajo afuera, las empresas están endeudadas pero no cierran. Las restricciones a la circulación tienen más incidencia en la caída de las ventas que la actualización de los precios”, agregó.

Por otro lado, el directivo destacó que el Gobierno postergó la aplicación de los aumentos de los impuestos a los combustibles —que se actualizan por inflación en forma trimestral— hasta diciembre. “Recién el 1º de diciembre se van a actualizar los impuestos. Es muy probable que entonces suframos actualizaciones de los precios de los combustibles”, agregó.

Por otro lado, el presidente de Cecha aseguró que la entidad inició las gestiones para poder comprar vacunas para los expendedores de combustible, empleados y empleadores. “Es difícil pero estamos avanzado. Eso requiere autorizaciones del Gobierno Nacional y de cada una de las provincias. Nos entusiasma que exista una posibilidad”, dijo Bornoroni.

(Fuente: Infobae)