CAYÓ UN 17% LA MOLIENDA DE SOJA DE LA CAMPAÑA 2017/18 Y ES LA MÁS BAJA EN LAS ÚLTIMAS SEIS TEMPORADAS

Se procesaron 19,7 millones de toneladas, cuatro menos que el período anterior · Las razones detrás de la caída.

Frente a este escenario, la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA) informó que la molienda de soja cayó 17% en el primer semestre de la campaña comercial 2017/18, siendo el registro más bajo de las últimas seis campañas; mientras que el volumen de procesamiento de maíz continúa con tendencia creciente, y la molienda de trigo también disminuyó respecto al ciclo previo.

De acuerdo al análisis del Departamento de Información Agroeconómica (DIA) de la BCCBA, durante el primer semestre de la campaña comercial 2017/18, comprendido entre abril y septiembre de 2018, la molienda de soja cayó un 17% en relación a igual período del año anterior. Al respecto, resaltaron que "es el registro más bajo de las últimas seis campañas".

En términos de volumen se procesaron 4 millones de toneladas menos que en el ciclo previo, dado que se molieron 17,9 millones toneladas en 2018 versus 23,7 millones de toneladas en 2017, lo que impactó en los subproductos, ya que la producción de harina cayó 18% y la de aceite, 15%.

LOS MOTIVOS: SEQUÍA Y MENOR RENTABILIDAD

Según el informe agroeconómico, la caída en la industrialización de la oleaginosa obedece a dos motivos. En diálogo con Infobae, Ignacio Domínguez, del DIA, detalló que por un lado se debe a que la producción de soja 2017/18 en Argentina fue la más baja de las últimas nueve campañas alcanzando 37,8 millones de toneladas (de acuerdo a datos de la Secretaría de Agroindustria), producto de la sequía de fines de 2017 y comienzos de 2018, lo que redundó en una menor disponibilidad de mercadería y mayores costos de adquisición para la industria de procesamiento.

Por otro lado, indicó que otro factor al cual puede asociarse la caída del procesamiento es el hundimiento del precio de la soja y sus derivados durante los meses de abril a septiembre del 2018, producto de una mayor disponibilidad de la oleaginosa a nivel mundial por la producción que se viene dando de modo creciente en Estados Unidos y Brasil.

Al analizar el precio relativo del poroto de soja respecto de sus subproductos, Domínguez observa una tendencia decreciente en los últimos seis meses (abril-septiembre), por lo cual, el analista destaca que se vuelve más atractivo exportar el grano sin procesar que transformarlo y exportar sus derivados, cuyo valor es relativamente menor.

 

Al ponerle números a la situación, precisó: "Antes, con 1 tonelada de aceite de soja se podían comprar 1,84 toneladas de poroto (1.840 kilos); mientras que en septiembre se podían comprar solo 1.740 kilos". En rigor, señaló: "De esta manera, se observa que con 1 tonelada de aceite se puede comprar menos cantidad de poroto, entonces a los productores les termina conviniendo más exportar la materia prima sin procesar".

En relación a la harina de soja, se produce la misma situación: "Antes se podía comprar 1.020 kilos de poroto de soja con 1 tonelada de harina; mientras que en septiembre, se podía comprar solo 940 kilos", y argumentó: "En marzo, el precio de la harina era de USD 416 y el del poroto USD 406; en cambio, en septiembre el valor del poroto de soja era de USD 371, y el de la harina, de USD 348".

En resumen, para Domínguez lo mencionado se encuentra relacionado a la eliminación del diferencial que existía en Argentina entre los derechos a la exportación del poroto de soja y sus derivados. A su vez, subrayó que la relación entre la soja y sus subproductos se acentúo por la guerra comercial de Estados Unidos y China.

MAÍZ EN AUMENTO

En lo que se refiere a la molienda de cereales, el informe de la Bolsa cordobesa indica que entre marzo y agosto de 2018, los primeros seis meses de la campaña comercial de maíz 2017/18, la molienda del cereal de verano alcanzó las 3.077.000 toneladas, marcando un crecimiento del 9,3% frente a igual período de 2017 y continuando una tendencia creciente. Al realizar un análisis por rubro, destacaron que la molienda húmeda fue la actividad que mostró un mayor desarrollo, con un incremento del 16%, seguido por la molienda seca y producción de balanceados con subas del 11% y 9% respectivamente.

Como contrapartida, la molienda nacional de trigo para los primeros nueve meses de la campaña 2017/18, desde diciembre de 2017 a agosto de 2018, alcanzó las 4.141.800 toneladas procesadas. Este volumen es 111.000 toneladas menor que en la campaña pasada, equivalente a una disminución del 2,6%. En este sentido, resaltaron que "en Córdoba se molieron 909.200 toneladas y fue la provincia que experimentó la mayor disminución porcentual, con una caída del 7,6%, equivalentes a 75.000 toneladas menos que en la campaña 2016/17". (Fuente: Infobae)

Fuente: (valorlocal.com.ar)