En el marco de procedimientos de control, Personal de la Dirección General de Fiscalización junto al área de control bromatológico del municipio de Tala, verificaron en un local comercial la presencia de carne que no reunía las condiciones de inocuidad, representando un riesgo para los consumidores.

La carne fue enterrada para evitar su posible comercialización y consumo

El procedimiento de control se realizó días pasado en un local de venta de productos y subproductos cárnicos de la localidad de Rosario del Tala en los que se verificó la presencia de alimento en mal estado.

De esta manera, se procedió al labrado del acta de infracción correspondiente, al decomiso de la totalidad del material en cuestión y a su posterior desnaturalización para evitar su posible comercialización y consumo.

La existencia en el lugar de 650 kilogramos de cortes de carne bovina, aviar y porcina con evidentes signos de deterioro, y embutidos para consumo en fresco sin rotulación que garantizara su estado y procedencia, fue lo que se constató en el local comercial, por lo que se dio inicio al procedimiento.

Este tipo de acciones que realiza la Dirección General de Fiscalización perteneciente a la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la provincia, se enmarcan en lo estipulado en la Ley Provincial de Carnes N°7292 y sus normativas complementarias.

Dicha ley aborda especificaciones sobre faena de animales, transporte de carnes y elaboración de productos y subproductos que de ésta deriven, con el fin de garantizar la inocuidad de estos alimentos, aportando así al cuidado de la salud de los consumidores entrerrianos.

(Fuente: Prensa Secretaría de Agricultura y Ganadería, Ministerio de Producción)