El Gobierno provincial junto a entidades del sector y organismos de control continúan trabajando en el monitoreo permanente del macizo citrícola del norte provincial • En lo que va del año se han detectado 213 muestras vegetales positivas con la presencia de la bacteria que causa la enfermedad.

Fortalecen la capacitación en productores para la detección temprana.

Desde mayo de este año el Ministerio de Producción a través de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la provincia, conjuntamente con los ENTES Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier) y Asociación Citricultores de Concordia (ACC), vienen desarrollando una serie de actividades articuladas junto al Senasa e INTA, para tratar de monitorear y llevar un seguimiento detallado del macizo citrícola del norte entrerriano con el propósito fundamental de salvar la mayor parte posible de la producción citrícola del HLB, enfermedad de los cítricos que afecta al mundo entero y para la cual no existe cura.

El informe del último mes remarca la importancia de la detección temprana del HLB para lograr actuar a tiempo y erradicar esta plaga que se propaga rápidamente afectando la economía de la región; y la necesidad de continuar capacitando a productores de la zona norte de nuestra provincia, principalmente los departamentos Federación y Concordia, donde se concentra la actividad.

El período estacional actual coincide con una de las primeras etapas del proceso productivo de los cítricos, para lo cual esta importante brotación de las plantas, complejiza la detección de sintomatología sospechosa, debido a su abultado follaje, demandando además mayor atención y tiempo de observación por planta monitoreada.

El informe señala que “teniendo en cuenta que nos encontramos en el período normal para el crecimiento y desarrollo del insecto vector Diaphorina citri, se considera fundamental su detección en diferentes estadios y a través de su diagnóstico encontrar la presencia de la bacteria Candidatus liberibacter de la manera más pronta posible”.

Entre las acciones implementadas se distinguen la identificación en territorio de la bacteria que es el agente causal de HLB; y acto seguido, -de ser confirmada a partir de un análisis de PCR-, se procede a la erradicación de la planta enferma.

El Ministerio de Producción y los actores del sector citrícola remarcan la necesidad de una detección temprana de la enfermedad, lo cual requiere que el productor y vecino esté asesorado y tenga la información necesaria para saber identificar la sintomatología del HLB en sus plantaciones y saber cómo proceder al respecto y dónde dirigirse. Dado que no existe hasta el momento una cura que apague esta enfermedad, el productor y vecino deber saber que la única medida a tomar para que no se propague a otras plantaciones, es la erradicación definitiva de la planta enferma.

Para esto, se está asesorando e invitando a la comunidad de productores que se asesoren y colaboren con los organismos de control que son quienes ayudan en el monitoreo personalizado de los casos que presenten sintomatología sospechosa.

• La capacitación como prevención

Contar con la información precisa sobre cómo identificar el HLB, su sintomatología y cómo proceder es también una acción de prevención. Y de esta manera, los productores y la comuna pueden colaborar asesorándose y compartiendo la información con sus pares. La enfermedad de los cítricos ya está en la provincia, para lo cual el compromiso hoy es de todos: tanto de los actores que participan en la cadena productiva como la sociedad en su conjunto.

Según detalla el sexto informe, se han realizado capacitaciones a grupos de productores cuyas producciones se encuentran dentro del radio cercano a un caso positivo de HLB, para lo cual se realizan una serie de acciones preventivas tales como: monitoreo periódico de lotes para detección de sintomatología sospechosa de HLB y presencia del insecto vector Diaphorina citri; control químico de la bacteria -técnicas y productos-; generación de registros de monitoreos como herramienta de decisión de acciones particulares y regionales; generación de canales de comunicación entre vecinos para promover las acciones coordinadas de trabajo en la lucha contra el HLB; conformación de grupos de productores y su vinculación con el equipo de trabajo del fortalecimiento en la lucha contra el HLB.

Además se destaca que ante la existencia de casos positivos de HLB, el productor reacciona tomando medidas preventivas, generalizando de esta manera la acción a otros.

• Estadísticas

Las cifras del último informe comprenden el período desarrollado entre el 12 de octubre al 11 de noviembre, precisando que se han monitoreado un total de 1988 hectáreas y recolectado 38 muestras de insectos positivos, también conocidos como “chicharrita”; que es el insecto vector del HLB.

En este tiempo, la mayor población de Diaphorina citri se encuentra en Federación Norte, que comprende las colonias Villa del Rosario, Santa Ana, Colonia Belgrano, Villa Libertad (San Roque) y la zona de Tatuti. Vale aclarar que si bien es la zona donde más presencia hay de la bacteria, también es la zona donde más monitoreos se han realizado, con un total de 900 hectáreas.

Mientras que en Federación Sur se han monitoreado 471 hectáreas y en el departamento Concordia, 617.

• Recientes gestiones

Hace una semana se concretó la transferencia de fondos desde la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (CTM) hacia la Estación Experimental INTA Concordia para poder adquirir los reactivos necesarios para analizar las muestras que recolectan los monitoreadores en los departamentos Federación y Concordia, y obtener así los resultados más rápidamente.

Dicha gestión que fue llevada adelante por el ministro de Producción, Juan José Bahillo, ante el presidente de la CTM, Luis Benedetto, posibilitó que el INTA Concordia pudiera nuevamente realizar las muestras que estaban inhabilitadas por falta de reactivos.

Además se logró concretar con el distrito Entre Ríos de Vialidad Nacional, la autorización para el traslado del puesto fitosanitario a la ruta nacional Nº 14, a la altura del kilómetro 240, 120. Esta ubicación permitirá una fiscalización más eficiente en lo que respecta a la cadena de producción citrícola, brindando la información indispensable para la toma de decisiones del sector.

• Datos útiles

La caracterización de una planta con HLB puede identificarse de la siguiente manera. Presenta brotes amarillentos; se aprecia una importante caída de hojas y frutos. Puede observarse un moteado difuso en las hojas y un engrosamiento de nervaduras. Hay una maduración invertida del fruto. Los frutos son chicos y deformes, y el gusto es amargo y ácido.

El HLB puede transportarse además en vehículos, por eso es importante saber que sólo puede transportarse dentro del país aquellas plantas o yemas que tengan autorización del Senasa.

Si cree que su planta de naranja presenta estos síntomas o si desea conocer más acerca del HLB, es posible comunicarse a cualquiera de los siguientes contactos (se recomienda que el productor se comunique a la Asociación de su área de referencia).

Asociación Citricultores de Concordia: (345) 4212178.

Asociación Citricultores y empacadores de Chajarí (3456) 420681.

Asociación Citricultores y empacadores de Federación (3456) 481491.

Asociación Citricultores de Villa del Rosario (3456) 491105.

FeCiER (345) 4212025.

WhatsApp ENTE FeCiER 3456025232

Contactos de oficina del Senasa: (345) 4212646. (Fuente: APF)