Por Juan A. Bracco

El Grupo Ad Hoc de Bonistas de Entre Ríos (el “Grupo”) que incluye inversores institucionales que afirman poseer el 60% de los bonos con vencimiento en 2025 (los “Bonos”) emitidos por la Provincia de Entre Ríos (la “Provincia”) y que se encuentran en default, ha proporcionado a la Provincia una propuesta de reestructuración de los Bonos consistente en una extensión de plazos y una reducción temporaria de los intereses.
La propuesta “se basa en los principios de reestructuración anteriormente articulados por el Grupo en su comunicado del 10 de noviembre de 2020, y es consistente con los Principios Básicos para la reestructuración de la deuda provincial argentina recién publicados por la Coalición de Bonistas de Provincias Argentinas (los “Principios Básicos de la CBPA”)”, precisa el grupo ad hoc de bonistas en un comunicado. En el Gobierno provincial tomaron la iniciativa como una respuesta a la reestructuración ofrecida hace unos días.
La propuesta del Grupo “ofrece un alivio de flujo de fondos diseñado para ayudar a la Provincia a enfrentar sus desafíos fiscales a corto plazo debido al impacto de COVID-19. Al mismo tiempo, la propuesta refleja la confianza del Grupo en la capacidad de pago de la Provincia a mediano plazo. Al adaptar los términos de la reestructuración a la situación específica de la Provincia, el Grupo busca brindar un alivio adecuado a la Provincia sin infligir pérdidas injustificadas a los proveedores de crédito a la Provincia”, considera.
El Grupo “está dispuesto a negociar con la Provincia en buena fe sobre la base de los Principios Básicos de la CBPA. Una resolución consensuada al actual incumplimiento de la deuda es esencial para facilitar la reanudación de los flujos de inversión muy necesarios para la provincia y para permitir la restauración del acceso de la provincia a los mercados internacionales de crédito. Como se indicó anteriormente, el Grupo continúa evaluando sus opciones disponibles, dada la falta de un enfoque constructivo por parte de la Provincia hasta la fecha”, agrega.
· Números
La propuesta propone prorrogar el vencimiento hasta el 2027 a través del canje uno a uno de los bonos en poder de los tenedores, con un alivio de los intereses de los actuales 8,75% a 5% entre el momento del canje hasta agosto de 2022. El primer pago de intereses debería concretarse en febrero de 2021. Desde agosto de 2022 hasta el vencimiento, el nuevo bono 2027 rendirá un 8,75% anual. (Valor Local con información de PRNews)