Se trata del grupo Ad Hoc, uno de los dos involucrados en la negociación con la petrolera argentina. El otro comité apoyó la propuesta mejorada de la compañía.

Un grupo de acreedores de la empresa petrolera YPF manifestó su rechazo a la última oferta que presentó la empresa petrolera argentina. La compañía había anunciado este lunes un “último esfuerzo” para mejorar la propuesta de canje de sus bonos, lo que hizo avanzar las acciones un 10%.

La oferta tuvo una aceptación divergente entre el universo de tenedores de la deuda de YPF. Por un lado, el comité Ad Hoc, un grupo integrado por trece inversores institucionales y que afirman ser titulares de más del 25% del total de los bonos de la petrolera, manifestaron este martes su rechazo a la propuesta.

El grupo en cuestión asegura ser poseedor de aproximadamente el 40% de los títulos de la petrolera con vencimiento en 2021 y 2024 y más del 50% de los bonos a marzo de 2025. “El objetivo inmediato del Grupo es bloquear la Oferta de Canje para evitar una destrucción innecesaria e inaceptable del valor de los Bonos. Con ese fin, el Grupo está coordinado su actuación con el grupo de bonistas representados por Dechert LLP”, se presentó en un comunicado ese comité de acreedores.

El comité Ad Hoc, liderado por Blackrock, rechazó a la propuesta, mientras que otro grupo con tenencias de USD 1500 millones en bonos de YPF se manifestó a favor.

Este primer grupo de acreedores está liderado por el fondo de inversión BlackRock (que formó parte de la renegociación de la deuda soberana el año pasado) junto con otros inversores institucionales como Ashmore Group Plc e Invesco Ltd. Este comité cuenta con la asesoría legal del bufete de abogados White & Case LLP.

De todas formas, un segundo grupo de bonistas, con tenencias por unos USD 1.500 millones de deuda de YPF, aceptó la propuesta mejorada de canje que hizo la petrolera este lunes. “El Comité Directivo acoge con satisfacción las mejoras recientemente anunciadas en las condiciones económicas de la oferta de canje. Reconoce, en particular, las notables mejoras de la contraprestación disponible para los titulares de los pagarés 2021″, explicaron en un comunicado.

“En estas circunstancias, en las que parece difícil que se produzcan nuevas mejoras debido a la combinación de las limitaciones de tiempo y los controles de capital existentes en Argentina, el comité directivo considera que la propuesta de canje de los pagarés 2021 merece ser considerada seriamente por los tenedores de los mismos”, continuaron.

“Con respecto a las otras series de pagarés, el comité directivo se abstendrá de hacer una recomendación, y les anima a todos ustedes a considerar cuidadosamente los términos de la oferta revisada y a tomar su propia decisión”, concluyeron. El segundo grupo, asesorado por los bufetes de abogados Dechert LLP y DLA Piper LLP, está compuesto por fondos de crédito, incluido Oaktree de Howard Marks.

El lunes YPF había anunciado una mejora de su propuesta ante los acreedores para asegurar una exitosa reestructuración de su deuda. “En un último esfuerzo por acercar posiciones con los inversores, el directorio de YPF decidió ajustar la combinación de efectivo y nuevos títulos garantizados con vencimiento en 2026 ofrecidos a los tenedores del bono con vencimiento en marzo 2021. Este título es el objetivo principal de la transacción en el marco de las restricciones cambiarias que imposibilitan a la compañía pagarlo en su totalidad al vencimiento”, explicaron fuentes de la compañía.

En este sentido, aseguraron que “YPF respondió, una vez más y proactivamente, a las sugerencias específicas de ciertos tenedores”. “En virtud del rebalanceo entre efectivo y títulos, los tenedores del bono 2021 recibirán una mayor cantidad de efectivo, reduciendo en igual medida los nuevos bonos garantizados con vencimiento en 2026 entregados en contraprestación por sus títulos ingresados en el canje”, precisaron.

La compañía había anunciado este lunes un ‘último esfuerzo’ para mejorar la propuesta de canje de sus bonos, lo que hizo avanzar las acciones un 10 por ciento

Con este cambio, “la empresa espera alcanzar con éxito el final del proceso en curso que, por cuestiones regulatorias y legales, debe concluir a más tardar el día 12 de febrero, fecha máxima para la liquidación del canje y emisión de los nuevos títulos”.

De este modo, “YPF espera contar con la participación de un número importante de sus inversores y lograr así los objetivos buscados en el marco de la oferta que fuera iniciada el pasado 7 de enero”. A partir de estas modificaciones, que implican que haya bonos cortos y efectivo, creen que podrán acercarse a una operación con el 100 por ciento de adhesión.

 

La compañía busca aplazar pagos de deuda en el corto y mediano plazo, de modo tal de usar su caja con destino a inversión. Una norma del BCRA emitida en septiembre pasado llevó a la compañía a refinanciar un bono que vence en marzo. Pero dada esa necesidad, la petrolera que conduce Sergio Affronti quiere aprovechar la oportunidad para postergar vencimientos. De otra manera, debería utilizar todo su cash sólo para cancelar deuda.(Fuente: Infobae)