El grupo francés Danone dio un nuevo paso en su proceso de desinversión en la Argentina, ya que a cuatro meses de anunciar su decisión de poner en revisión el negocio local, le otorgó al banco MBA Lazard un mandato para la búsqueda de un comprador de las marcas Villavicencio, Villa del Sur y Ser.

La carpeta en la que se ofrece al negocio de Aguas Danone está circulando entre empresas del rubro bebidas y alimentos y todo el proceso se encuentra en una etapa muy preliminar.

Cuando se otorga un mandato de búsqueda de comprador no implica obligatoriamente que se termine vendiendo la compañía y todo depende de que se llegue a un acuerdo en materia de precio y de condiciones. “La venta es una posibilidad pero no la única ni la mayoritaria. Es una opción más dentro de las muchas que hay“, explicó una fuente cercana a la operación.

La lista de candidatos para quedarse con Aguas Danone incluye a los principales jugadores del negocio, como Peñaflor -la empresa controlada por la familia Bemberg, ex dueña de Quilmes-, el grupo Gancia, la chilena CCU (que acá compite en cervezas y vinos, pero que en su país de origen participa en aguas minerales con la marca Cachantún) y hasta una empresa emergente como Refres Now, la embotelladora dueña de Manaos, que ya incursiona en la categoría con Villa Manaos. (Fuente: La Voz)