El ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas afirmó que el Gobierno espera tener este mes un diagnóstico completo del aumento de los precios en los alimentos y aseguró que el programa de congelamiento de precios en los supermercados no será desactivado “hasta que no haya compromiso” de las empresas alimenticias para alinear expectativas de subas a la pauta marcada en el Presupuesto, de 29% anual.

Así lo expresó al finalizar la reunión de gabinete económico que tuvo lugar en el Ministerio de Economía este miércoles por la mañana. Además de la agenda del acuerdo de precios y salarios, el encuentro de funcionarios versó sobre la continuidad del principal programa de asistencia a empresas que sostuvo el Poder Ejecutivo este año, el Repro, por el cual paga parte del salario a compañías de distintos rubros. Por último, se habló sobre el ritmo de rebote de la actividad económica, principalmente en la industria.

Minutos antes de encabezar la segunda reunión de la mesa sectorial alimenticia con empresas y gremios, Kulfas dijo que en este segundo encuentro “incorporamos a los insumos no alimenticios, desde los agropecuarios como fertilizantes o hasta industriales como envases, cartón o vidrio”, afirmó. En los dos casos, dijo el funcionario, el Gobierno detectó “subas que en principio no están justificadas”.

El jefe de la cartera productiva dijo que aspiran a tener este mes “un diagnóstico completo y con compromisos concretos”, de las empresas del sector alimenticio. En ese sentido, completó: “Asumir compromisos para alinear objetivos de inflación de 29% del Presupuesto”.

Sobre Precios Máximos, la iniciativa que congeló los precios de productos alimenticios y de limpieza hace casi un año, Kulfas dijo que su desarme -algo que reclaman las compañías del sector- “es parte de la conversación”. “Ya ha sido flexibilizado en su momento y han sido retirados ciertos productos. Lo vamos a desactivar en la medida en que haya compromisos del sector a los objetivos de inflación”, continuó Kulfas.