El dólar libre es negociado con mínima ganancia de 50 centavos este jueves, a $201,50 para la venta. La divisa informal resta 6,50 pesos o 3,2% en 2022. En tanto, el billete verde exhibe alzas en un rango de uno a tres pesos en las operaciones efectuadas a través de activos bursátiles, con el “contado con liquidación” y el dólar MEP en la zona de los 206 pesos.

En el mercado mayorista, el dólar es pactado a $116,17, unos 15 centavos arriba del cierre anterior. En 2022 el tipo de cambio oficial avanza un 13,1 por ciento.

La Reserva Federal de los EEUU subió 0,5% la tasa de referencia al rango 0,75%-1%, el mayor aumento en 22 años, y anunció el inicio de la reducción de su balance de USD 9 billones, en un momento en que los bancos centrales intensifican sus esfuerzos para reducir una elevada inflación.

“Se estima que haya nuevas subas en las tasas por parte de la Fed, y si bien eso ayuda a aliviar el proceso inflacionario, terminará de alguna manera impactando negativamente sobre otras variables de la economía argentina, ya que moderaría un aumento de precios en las materias primas, habría más salidas de capitales y menos créditos, se daría una mayor presión sobre el tipo de cambio por la fortaleza del dólar a nivel mundial, y un mayor riesgo recesivo”, sintetizaron los analistas de Research for Traders.

“Se trata del mayor aumento desde el año 2000 y es el paso más agresivo -hasta el momento- en la batalla contra la inflación”, precisaron desde Portfolio Personal Inversiones. Y añadieron que “los mercados ya descuentan que la Fed continúe subiendo la tasa en los próximos meses, e incluso algunos analizan la posibilidad de alguna suba de 75 puntos básicos más adelante en el año, si los precios no ceden como se espera”.

En los primeros tres días hábiles de mayo, el Central acumula compras en la plaza interbancaria por más de USD 330 millones, en el mejor mes desde julio del año pasado.

Las reservas internacionales crecieron el miércoles en USD 51 millones y se ubicaron en los 42.171 millones de dólares.

“Más allá de que el BCRA extiende las compras, las preocupaciones de los operadores no se disipan ya que están atentos al ritmo de acumulación de reservas en este segundo trimestre, toda vez que a partir de entonces se enfrentaría el habitual escenario de menor oferta de divisas desde el campo. Tras el repunte reciente, los dólares financieros estarían intercalando una etapa de lateralización, con los inversores aún atentos a los eventos externos e internos a fin de poder ir regulando el reacomodamiento al reconocer que la elevada nominalidad de la economía -a raíz del escenario inflacionario- empuja de fondo”, analizó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

En tanto, trascendió que el Ministerio de Economía está ultimando detalles del decreto a través del cual permitirá a las empresas petroleras acceder al mercado oficial de cambios para girar dividendos, texto que luego será revisado por la Secretaría Legal y Técnica de Presidencia y que llevará la firma del ministro Martín Guzmán, el presidente del BCRA, y del Presidente de la Nación.

(Fuente: Infobae)