4 de Diciembre (Valor Local) – El organismo que dirige Guillermo Michel incautó anteojos de sol y de cotillón, corbatas, ropa interior, inflables playeros y vasos térmicos, entre otros. La mercadería de origen presuntamente extranjero venía en un camión de encomiendas.

Agentes especializados de la Dirección General de Aduanas-AFIP dieron un gran golpe al contrabando en el marco de diferentes controles realizados en la intersección de la Ruta Nacional 12 y Provincial 20, en la localidad de Gualeguaychú.

Durante el control de rutina se inspeccionaron diferentes vehículos donde se pudo detectar que un camión traía una importante cantidad de encomiendas. Por su tipo de embalaje, características, origen y destino permitieron inferir que se trataba de mercadería de origen extranjero.

Ante la exigencia de la documentación que respaldará el legítimo ingreso de la mercancía al país, solo recibieron evasivas de parte del conductor.

Los agentes aduaneros procedieron al secuestro de la carga. El decomiso incluyó anteojos de sol y de cotillón, corbatas, corpiños, bombachas, medias panty, inflables playeros, vasos térmicos. También prendas de vestir, calzados, corbatas, hamacas paraguayas y otros artículos. Todo ello por tratarse de mercadería en plaza sin el correspondiente aval aduanero, conforme los artículos 985 y 987 de la ley 22.415.

Valores

El valor total en plaza de la mercadería incautada supera los 60 millones de pesos. Por ello, podría aplicarse una multa de hasta 300 millones de pesos.

La causa se encuentra radicada en el Juzgado Federal de Primera Instancia de Gualeguaychú a cargo del Dr. Hernan Viri.

Estas acciones de la Aduana enmarcan dentro de los lineamientos planteados por Guillermo Michel quien señaló la necesidad de darle confianza, fortaleza y credibilidad a la moneda nacional y que la industria argentina no tenga que competir con mercadería importada de manera desleal, con contrabando. (Valor Local)