El Diputado Nacional Marcelo Casaretto destacó “la posición del Gobierno de Entre Ríos en defensa de los intereses de los entrerrianos”, y agregó: “Llama la atención que dirigentes de Juntos por el Cambio defiendan los intereses de los bonistas, y no los del pueblo entrerriano”.

“En la renegociación de la deuda nacional, la mayoría del Congreso respaldó el proceso, en el entendimiento que  los ahorros en el pago de la deuda externa se vuelcan en la economía nacional, tal como se muestra en el Presupuesto Nacional 2021. Pero los mismos dirigentes cuando vienen a Entre Ríos, le piden al Gobernador que pague todo lo que los bonistas y sus abogados reclaman, aún en detrimento de las obras o programas que beneficien a los entrerrianos. Entre Ríos está negociando de buena fe con los bonistas, desde agosto de este año. Hubo dos reuniones con bonistas y varias con los abogados que los representan. Entre Ríos presentó tres propuestas de pago con menores tasas de interés y mayores plazos de pago, acordes con los intereses de los entrerrianos, mejorando en cada caso el valor neto presente de las ofertas. La mayoría de las provincias están en el mismo proceso de negociación, como Buenos Aires, Córdoba, Chaco, La Rioja, Salta, Tierra del Fuego, Jujuy. Algunas provincias que cuentan con recursos de hidrocarburos han cerrado renegociaciones poniendo esos recursos en garantía, como es el caso de Chubut, Rio Negro, Mendoza y Neuquén, aunque en alguno de esos casos, a costa de no pagar los sueldos de sus trabajadores en tiempo y forma”.

“Entre 2015 y 2019 durante la gestión del Presidente Mauricio Macri la deuda Nacional creció hasta U$ 323 mil millones, representando el 90% del PBI de la Argentina. Esta deuda se concentraba en el corto plazo y con altas tasas de interés. Uno de los conceptos fundamentales fue la deuda con el FMI por U$ 43 mil millones. Durante esos años, el Gobierno Nacional incentivó y promovió que las Provincias tomaran deuda en dólares mediante bonos sujetos a Legislación Extranjera. Las Provincias tomaron U$ 12.300 millones, con administraciones de todos los signos políticos. Entre Ríos realizó una colocación de U$ 500 millones, básicamente para refinanciar deudas de corto plazo, como letras en el mercado local, con altas tasas de interés. De la misma manera municipios entrerrianos de todos los signos políticos tomaron deuda en dólares para financiar proyectos de inversión”, explicó.

Más adelante amplía: “La caída del PBI nacional de 2018 y 2019, más la devaluación de la moneda nacional durante el Gobierno anterior, llevaron a una fuerte incidencia de los servicios de la deuda sobre el presupuesto Nacional. La negativa situación económica de Argentina y el empeoramiento de los indicadores de empleo y pobreza, llevaron a que los argentinos decidieran un cambio de rumbo en las elecciones de 2019. El Gobierno que asume el 10 de diciembre de 2019 inicia  una renegociación de las condiciones de la deuda Nacional mediante dos leyes aprobadas por el Congreso Nacional. En primer lugar la deuda en dólares bajo legislación extranjera y en segundo lugar la deuda en dólares bajo legislación nacional, que culminaron exitosamente en Agosto de este año, consiguiendo mayores plazos y menores tasas de interés. Los Ministros de Economía Martín Guzmán y de Interior Wado de Pedro, en Abril de 2020 participaron del Consejo de Responsabilidad Fiscal con los Ministros de Economía de la Provincias, indicando que las Provincias debían afrontar una renegociación de sus deudas emitidas en dólares bajo legislación extranjera. La mayoría está en ese proceso”.

“Son momentos de apoyar al gobierno entrerriano en esta dura negociación y no de mezquindades de dirigentes que piensan en titulares en los medios de estos días, sin una  visión de los intereses de los entrerrianos, en el presente, y en el mediano y largo plazo”, concluyó Marcelo Casaretto. (Fuente: APF)