La extensión, publicada en el Boletín Oficial bajo la Disposición 1-2022, será hasta el 28 de octubre de 2022 inclusive, o hasta agotar el cupo anual de $300 millones asignado al Régimen de Crédito Fiscal, lo que ocurra primero.

La Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo, a través de la Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa, extendió hasta fines de octubre la convocatoria a la edición 2022 del programa Crédito Fiscal para Capacitación PyME que tiene como objetivo promover la inversión de empresas en la mejora de sus capacidades productivas y las de sus trabajadoras y trabajadores, a partir del reintegro de hasta el 100% de los costos asociados.

“Invitamos a todas las pymes a seguir capacitando a su gente para que sean cada vez más competitivas y productivas. Programas como este dan una señal clara de que a las pymes hay que impulsarlas a partir de sus fortalezas y una de las principales es la capacidad y el empuje de sus equipos”, dijo José Ignacio de Mendiguren, Secretario de Industria y Desarrollo Productivo.

Por su parte, el subsecretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Tomás Canosa, resaltó: “Las PyMEs argentinas permanentemente invierten en capacitar a su personal y desde la Subsecretaría los acompañamos en este proceso. En un mundo tan competitivo como el que vivimos, mejorar las capacidades que hay en nuestro entramado productivo nos permite ganar nuevos mercados y esto se traduce en más y mejor empleo”.

Este programa convoca a MiPyMEs, cooperativas y grandes empresas a presentar proyectos que apunten a capacitar equipos de trabajo, grupos asociativos, personas emprendedoras, cooperativas de trabajo, entre otros, y a promover las áreas de capacitación de instituciones intermedias y parques industriales.

Se pueden presentar tres tipos de capacitaciones: abiertas, que abarcan actividades realizadas por universidades públicas, privadas y otras instituciones acreditadas; cerradas, diseñadas específicamente para las empresas solicitantes o beneficiarias; y asistidas, que son aquellas desarrolladas dentro de las instalaciones de las empresas a cargo de un/a Experto/a PyME.

El beneficio se hace efectivo mediante la emisión de un certificado electrónico de Crédito Fiscal utilizable para la cancelación de impuestos nacionales, como impuestos a las ganancias, impuesto al valor agregado (IVA), impuesto a los débitos y créditos e impuestos aduaneros. El bono también puede ser transferido a otra CUIT.

La edición 2022 del programa de Crédito Fiscal para Capacitación PyME presenta beneficios en cuanto a la simplificación en la presentación de la documentación que es 100% digital y ágil (a través de la plataforma Trámites a Distancia) y prevé incentivos a proyectos de capacitación, donde cada proyecto obtendrá un mayor puntaje en función del área temática de la cual participe. Para más información y presentación de proyectos.

(Fuente: Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo)