Preocupación en Rosario por la baja de aranceles a la importación de heladeras

La secretaría de Comercio efectivizó la medida que abarata el ingreso de productos del exterior. Rosario es el principal polo de producción a nivel nacional.

La secretaría de Comercio efectivizó la reducción de los aranceles de importación de heladeras y lavarropas de un 35 a un 20%, de neumáticos del 35 al 16%, y de los principales insumos plásticos del 12,6 al 6%.

Para el gobierno, esta medida redundará en “una baja de precios locales» que permitirán «una mayor competencia en el mercado”. Las heladeras y lavarropas, por ejemplo, volverán a tener el arancel compartido por los países miembro del bloque.

Publicidad

La medida amenaza con profundizar la crisis por la que atraviesan las fábricas de heladeras y equipos de frío de la región, que constituyen el principal polo productivo nacional de ese sector. La actividad cayó casi el 50% en el primer cuatrimestre del año, producto del derrumbe de la demanda.

En Argentina se producen aproximadamente 1,2 millones de refrigeradores al año pero este año el sector calcula que no se llegarán a las 600 mil. A fines de abril, el titular de la empresa Briket, Roberto Lenzi, quien además es consejero de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Rosario y vicepresidente de la Cámara Argentina de Industrias de Refrigeración y Aire Acondicionado (Cairaa), advirtió: “esto va a ser catastrófico”.

“Sabemos que si bajan los aranceles quedamos muy expuestos. No rechazamos las importaciones, pero con estos costos la industria nacional no va a poder competir”, advirtió en ese momento.

El sector de electrodomésticos, dentro del cual está el rubro de refrigeración, es uno de los más afectados por la recesión. La crisis arrastró a las empresas y empezó la reducción de plantillas. Este proceso ya afectó al 20% ó 30% de la mano de obra en cada fábrica. El sector ocupa a casi 5 mil operarios en la región.

El último relevamiento de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) observó una caída del 33,2% la fabricación de aparatos de uso doméstico en febrero. (Fuente: La Capital)

Publicidad