En mayo, el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) aumentó *70,9% interanual. El crecimiento es atribuible en parte a la baja base de comparación por las restricciones de la pandemia en 2020. Sin embargo, se trata del séptimo aumento consecutivo, y entre enero y mayo acumula un crecimiento de 70,9% interanual.

De esta forma, la actividad de la construcción se encuentra 13,5% por encima del nivel pre-Covid (feb-20, serie sin estacionalidad).

La serie desestacionalizada cayó -3,0% respecto a abril, mientras que la tendencia-ciclo también cayó -1,8% mensual. Las caídas mensuales de mayo son atribuibles a las restricciones a la movilidad y a algunas actividades económicas (incluida la construcción) que hubo en la última semana del mes, en el marco de las medidas de prevención ante el aumento de casos de Covid-19. De todos modos, la actividad de la construcción se encuentra 13,5% por encima del nivel pre-Covid (feb-20, serie sin estacionalidad)

En el mes crecieron en términos interanuales las ventas de todos los insumos relevados. Lideraron el crecimiento los despachos de Hormigón Elaborado (291,0% interanual), Asfalto (174,9% interanual), Mosaicos graníticos y calcáreos (168,0% interanual), Resto (152,1% interanual) – incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio – y Yeso (131,3% interanual)

En cuanto a las expectativas del sector, el 24,6% de las empresas dedicadas a la construcción privada y el 32,9% de las empresas dedicada a la obra pública cree que la actividad aumentará en el trimestre junio-agosto de 2021. Creen que la actividad caerá el 19,7% de las empresas dedicadas a la construcción privada y el 12,3% de las empresas dedicadas a la obra pública.

(Mecon/ValorLocal)