El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció dos fondos por un total de 72.000 millones de pesos para fomentar a las economías regionales y financiar a pequeños productores que no participaron del Programa de Incremento Exportador (PIE), conocido como «dólar soja», con el objetivo de aumentar en más de 300.000 hectáreas la superficie sembrada el año que viene.

Massa también indicó que habrá una ayuda para sectores vulnerables, iniciativa que se conocerá en detalle la semana que viene.

Para los pequeños y medianos productores que no ingresaron al PIE, el Gobierno creó el Programa de fortalecimiento, que a partir del lunes pondrá a disposición un fondo de hasta 40.000 millones de pesos para financiar parte de la siembra y la compra de semillas y fertilizantes.

La iniciativa alcanzará a quienes hayan sembrado hasta 200 hectáreas de soja y 100 de maíz en la campaña 2021/22 y a quienes hayan comercializado hasta el 85% de su cosecha de soja al 31/10, de acuerdo a lo expresado por Massa en su cuenta de la red Twitter.

Además, habrá otro fondo de 32.000 millones de pesos para las economías regionales del tabaco, la lana, el arroz, los cítricos hasta las economías de pequeña escala y la vitivinicultura, precisó.

En cuanto al «dólar soja», el último dato oficial, correspondiente al pasado 28 de septiembre, muestra que para esa fecha se habían vendido 30,36 millones de toneladas de soja 2021/22, de las cuales 4,09 millones estaban con “precio abierto” y, por lo tanto, pendientes de fijación.

La estimación oficial de cosecha argentina de soja 2021/22 realizada por la Secretaría de Agricultura es de 44,0 millones de toneladas, lo que implica que, considerando el volumen ya comprometido, aún quedarían 13,6 millones en manos de los productores.

Sin embargo, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires considera que la cosecha de soja fue en realidad de 43,3 millones de toneladas, mientras que la Bolsa de Comercio de Rosario estima un número de 42,2 millones. En tales casos, la oferta remanente disponible sería de 12,9 o bien de 11,8 millones de toneladas respectivamente. Los datos marcan que queda aún algo así como el 28% del grano sin comercializar, es decir todavía en manos de productores o acopiadores.

(Fuente: Campoenacción)