El barril de petróleo continúa escalando precios tras los recortes en la producción dispuestos por Arabia Saudita que prevén una disminución de la oferta, para los meses próximos.

La unidad de la variedad WTI aumentó 0,7% y se pactó a 51 dólares, mientras que el tipo Brent subió 0,4% y cerró a 54,50 dólares, según datos proporcionados por la agencia Bloomberg.

Las cotizaciones del crudo alcanzaron su nivel más alto en los últimos diez meses, cuando la pandemia del coronavirus impuso severas restricciones al movimiento de las personas y de mercancías en todo el planeta y debilitó la demanda.

El nucleamiento denominado OPEP+ no se puso de acuerdo en los recortes y dejó en libertada para que cada uno de sus miembros disponga sobre su producción.

Los operadores pronostican que el barril de petróleo podría alcanzar los 60 dólares para el mes próximo, como consecuencia de estas restricciones.

Sin embargo, algunos analistas estiman que si los precios continúan en alza, los productores de crudo no convencional volverán a bombear y eso volverá a retrotraer los precios hacia la baja.

Pero los grandes jugadores del mercado creen que los precios van a encontrar un equilibrio a partir del éxito de las vacunas contra el Covid-19 y la vuelta a la normalidad en los principales mercados mundiales.

Mientras tanto, todo dependerá de las ayudas económicas de los principales gobiernos.

Por su parte, el oro subió 0,4% para terminar negociándose en 1.916 dólares la onza troy. (Fuente: Télam)