El Indec busca actualizar la canasta de referencia para realizar el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que actualmente toma una encuesta de consumo de 2005. Incluirán servicios como Netflix o Spotify y los alimentos perderían peso en la medición mensual de la suba de precios.

La canasta del IPC de Indec fue actualizada en 2017 por última vez. La recalibración de la medición busca “actualizar los hábitos de consumo en un momento determinado”, apuntaron fuentes oficiales. Según comentaron desde el organismo estadístico, actualmente las mediciones de inflación utilizan datos de consumo de 2004 y 2005. El cambio que estudia el Indec implicará referenciar el nuevo IPC en la última Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares 2017/2018 que los técnicos de Indec terminaron de procesar en 2020.

En el Indec explican que el cambio en la canasta de referencia forma parte del trabajo habitual de los organismos estadísticos y que así lo indican los manuales internacionales de medición. “Las canastas típicamente se actualizan cada 5 o 10 años; la que se usa actualmente tiene 15 años de antigüedad”, explicó una fuente del organismo en diálogo con Infobae.

Por otra parte, una autoridad del Indec descartó que la implementación de la nueva canasta pueda realizarse este año. “Por la pandemia de por sí no se puede llevar adelante el cambio. Una vez definida la nueva canasta se necesita como mínimo 9 meses para ‘tomar’ los nuevos precios, y además es mejor hacerlo en una economía un poco más estable y no en un contexto de alta inflación”, comentó.

Como consecuencia de este anuncio, los bonos y letras soberanas que ajustan por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) caen hasta 2,5% en la rueda de hoy luego de que se conociera que el Gobierno trabaja en dicha modificación.

“Los bonos con CER abrieron flojos hoy, y una vez que se conoció la noticia del cambio del índice IPC para el 2022, siguieron cayendo, algunos más de 2%. Hubo algo de venta de fondos offshore, sobre todo en la parte corta de la curva CER y poca demanda local, aunque cabe destacar que hasta el momento se operó poco volumen en lo que va del día”, dijo Martin Przybylski de Consultatio.

Sin embargo, para algunos analistas la reacción del mercado es prematura.

“Hay dos factores, la caída de todos los bonos y algo de ruido puede haber sumado esta noticia de que van a actualizar los ponderadores del Índice de Precios al Consumidor. Por ahí alguno hace una mala lectura y vende, pero no es un mal cambio, está bien lo que están haciendo. Tienen que actualizar el ponderador que es de 2004 a 2018. El mercado toma sus decisiones, que puedan estar influenciados por el miedo el Indec, pero es una actualización que corresponde”, dijo el economista Fernando Marull, titular de FMyA.

“Corresponde porque el patrón de consumo no es el mismo en 2021 que en 2004, como el que se usa ahora. La plata que gastás en Internet y celulares no es la misma ahora que en aquel entonces, y con uno de 2018 que es la nueva encuesta del Indec estás OK”, agregó Marull.

“Estamos viendo la caída de los bonos CER, cuanto más largo el bono en caso de que haya una afectación del índice CER, más perjudicados van a estar. Todavía no se sabe nada, están analizando cambiar un poco el índice, hay cambios de comportamiento como la llegada del e-commerce, mucho más online ahora. Desde ese punto de vista uno no tiene por qué ser desconfiado. Si, evidentemente, hay mucha gente desconfiada que sale a vender, aunque no es una masacre la caída”, coincidió José Bano de Invertir Online. (Fuente: Infobae)