El 22 de febrero en Rosario comenzará a aclararse el panorama respecto de un tema que para Entre Ríos es de primer orden: los planes que el gobierno nacional tiene para la Hidrovía Paraguay-Paraná, después de marchas y contramarchas que originaron una disputa en el seno del oficialismo

Para ese día a las 10 de la mañana, el ministro de Transporte, Mario Meoni, convocó al primer encuentro plenario del Consejo Federal de la Hidrovía. El funcionario le puso día y hora a esta reunión luego de que el senador nacional kirchnerista Jorge Taiana (FdT-Buenos Aires) presentara un pedido de informes sobre el tema e impulsara la interpelación del funcionario massista en el recinto.

La Hidrovía Paraguay-Paraná es una vía navegable natural conformada por los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay, que constituye un cauce de salida de aproximadamente el 80 por ciento de la exportación nacional. Su desarrollo es considerado fundamental para mejorar la competitividad internacional de los productos argentinos.

Desde hace 25 años, cuando pasó a manos privadas en los años ’90, la administración está a cargo de la empresa Hidrovía SA, propiedad de la firma belga Jan de Nul, cuyo contrato vence el 20 de abril de 2021.

 

  • ANUNCIO Y DESPUÉS

En agosto del año pasado, el presidente Alberto Fernández firmó con los gobernadores de Entre Ríos, Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones y Santa Fe el denominado Acuerdo Federal de la Hidrovía.

Fue en un acto realizado en el Puerto General San Martín donde se suscribió el documento en el que se plasmó la decisión presidencial de crear una sociedad del Estado para la administración federal de la Hidrovía Paraná-Paraguay, con participación del 51% para el Estado nacional y el 49% para las provincias intervinientes. En este esquema, a Entre Ríos le iba a corresponder un 7%.

Los pasos siguientes podrían haber sido dos: un decreto de necesidad y urgencia presidencial creando la sociedad del Estado o el envío de un proyecto de ley al Congreso en el mismo sentido. Nada de eso ocurrió y la iniciativa pareció desactivarse sin que mediaran explicaciones públicas.

En cambio, en noviembre el Poder Ejecutivo emitió un decreto en el cual se faculta al Ministerio de Transporte de la Nación a elaborar los pliegos, llamar a licitación y adjudicar el contrato, todas acciones que iban a ser realizadas por la empresa estatal que nunca vio la luz.

La decisión generó esta semana la reacción de Taiana y la respuesta de Meoni llegó en forma de convocatoria al Consejo Federal, junto con el anuncio de que en 30 días se concretará el llamado a licitación, ahora en cabeza de la cartera de Transporte.

 

  • POSTURA ENTRERRIANA

A la polémica surgida se sumaron voces de sindicatos, productores, cámaras y otros actores, en una disputa que tiene como trasfondo pujas políticas entre los sectores que componen el Frente de Todos y un contrato que implica una facturación de alrededor de 200 millones de dólares al año.

Los gobernadores de las siete provincias que pasarían a controlar la Hidrovía junto con el Estado nacional, permanecen en silencio. Entre ellos, el entrerriano Gustavo Bordet.

Si bien el gobierno provincial veía con buenos ojos el nuevo esquema de administración y una oportunidad para consolidar el desarrollo de los puertos entrerrianos, no entrará en la polémica. Así lo explicó el fiscal de Estado Julio Rodríguez Signes, designado por Bordet al frente de este tema. El funcionario será quien represente a Entre Ríos en la reunión en Rosario.

El Consejo Federal de la Hidrovía es una herramienta que sí quedó en pie del proyecto inicial plasmado en el acuerdo suscripto en agosto de 2020. Se trata de un órgano con carácter consultivo, integrado por las provincias, el Ministerio de Transporte de la Nación, entidades empresarias, gremiales, representativas de usuarios y organismos académicos.

“En este encuentro que esperamos con expectativa es probable que estas controversias se pongan sobre la mesa. Pero Entre Ríos va a sostener su planteo respecto de la necesidad de conectar nuestros puertos a la red troncal al máximo de profundidad posible”, anticipó Rodríguez Signes.

 

  • A FUTURO

“Nosotros sostenemos que Entre Ríos se puede transformar en una plataforma logística para toda la región. Actualmente, Rosario tiene el monopolio con unos 5.000 barcos anuales, mientras que nuestra provincia opera con 30 barcos al año, a lo sumo 40. Nuestras terminales están muy raquíticas en cuando a cargas”, diagnosticó el funcionario.

La meta de Entre Ríos es que sus puertos lleguen a operar con 500 barcos anuales y se considera posible de cumplir en el mediano plazo, con inversiones razonables. “Uruguay en el mejor momento de los ’90 operó con 100 barcos, Diamante podría operar tranquilamente con otros 100 e Ibicuy con los 300 restantes”, indicó el fiscal de Estado.

Si se lograra este objetivo, la participación entrerriana del tráfico de barcos de ultramar de la hidrovía alcanzaría el 10 por ciento. Para ello sería necesario profundizar a 34 pies el puerto de Diamante y realizar determinadas obras de dragado e infraestructura en Ibicuy.

“Los 34 pies se cortan a la altura de Puerto San Martín y la distancia con Diamante es poca. Y la infraestructura necesaria en Ibicuy es posible de realizar. Sumando la red ferroviaria, con poco Entre Ríos recuperaría aptitud logística”, concluyó el funcionario, antes de resaltar que, a diferencia de Rosario, los puertos entrerrianos son públicos, lo que supone una mejor sintonía con los planes del gobierno nacional.

 

  • PEDIDO DE INFORMES Y LICITACIÓN EN 30 DÍAS

El decreto 949 fue dictado en noviembre del año pasado. Allí se delega al Ministerio de Transporte la facultad de llamar a licitación y adjudicar la administración de la hidrovía, actos que en principio estaba previsto que llevara a cabo la nueva sociedad del Estado conformada por Nación y las siete provincias.

Ante ello, el senador nacional Jorge Taiana (FdT-Buenos Aires) pidió esta semana que se invite al recinto al ministro Meoni para que informe sobre la marcha de las gestiones. “Debe informar las razones por las cuales se desestimó la creación de la Administradora Federal Hidrovía Sociedad del Estado”, expresó el legislador en los fundamentos.

Taiana también solicitó al Congreso la conformación de una comisión bicameral de seguimiento para poner fin a la falta de controles en esta vía fluvial estratégica.

La reacción de Meoni fue la convocatoria a la reunión de Rosario. “Allí se prevé la realización de un informe de gestión sobre el estado actual de la concesión de la Hidrovía Paraguay-Paraná”, expuso.

En una columna con su firma que se publicó en la agencia estatal de noticias Télam, el ministro anunció que la cartera a su cargo está confeccionando “los pliegos de una nueva licitación, cuyo llamado será dentro de 30 días, sin que esté prevista una prórroga de la actual concesión”. También calificó al proceso como “transparente, de compromiso irrestricto con el cuidado del medio ambiente y definitivamente soberano en beneficio de sus ciudadanas y ciudadanos”.

Y si bien no se expresó sobre la comisión bicameral que pretende Taiana, anticipó que “con el proceso de licitación para la explotación de la Hidrovía, vamos a crear de una agencia nacional que funcionará de inmediato como órgano de contralor de las obligaciones del concesionario, lo que nunca ocurrido en los últimos 25 años”. (Fuente: APF)