La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) le planteó al presidente Alberto Fernández, la necesidad imperiosa de generar mercados concentradores transparentes para mejorar los precios al público de las frutas y verduras.

“Hay que terminar con la aceptación del ‘precio oído’ que por décadas fue un factor distorsivo y la propuesta de los mercados transparentes favorece el libre juego de la oferta y la demanda, sin que los consumidores estén expuestos a una imposición de un operador comercial”, señalaron desde la CAME.

Los remates, donde confluyan la oferta y la demanda, resulta una iniciativa fundamental para lograr bajar los precios de las frutas y verduras que, según el INDEC, subieron un 64,4% y un 58%, respectivamente, durante el 2020, indica la Confederación. Asimismo, también la demanda de productos frescos se incrementó un 20% el año pasado a causa del COVID-19, añadieron.

“Como entidad que representa a las pequeñas y medianas empresas agropecuarias estamos sumamente preocupados por las altas distorsiones de precios que sufren los consumidores en alimentos básicos y saludables”, dijeron desde el sector de Economías Regionales de CAME.

“Las distorsiones y los sobrecostos están en los intermediarios y en otros eslabones de la cadena“, sostuvieron desde esta área de CAME y agregaron que, según el IPOD del último mes, los precios de los productos frutihortícolas aumentaron 6,09 veces desde que salieron del campo hasta que llegaron a la góndola. (Fuente: InfoCampo)