El consumo en supermercados se contrajo 13,2% en febrero interanual, en un contexto en el que las superficies más chicas resultaron las más afectadas.

Según un relevamiento realizado por la empresa Scanntech en más de 1100 locales de todo el país, que fue presentado este miércoles por la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA).

El informe también reveló que las primeras marcas redujeron el surtido de sus productos y las segundas marcas tienen potencial para crecer.

De acuerdo con el estudio, el consumo masivo cayó en febrero por noveno mes consecutivo y en el primer bimestre del corriente año acumula una baja de 8,1% interanual.

En base a las proyecciones, en marzo la baja interanual podría ser mayor debido a que comparará con el inicio de la cuarentena el año pasado, cuando hubo un stockeo por parte de los consumidores.

Scanntech indicó que las superficies más chicas son las más afectadas por la pérdida, con una caída interanual de 17,2% en kioscos y almacenes; 11,4% en autoservicios; y 4% en el caso de supermercados de mayor superficie.

«Alimentos y bebidas son el driver de la caída, concentrando el 90% del volumen de la canasta. Los precios crecieron 42,7% interanual en febrero, la facturación 24,7% y la cantidad de tickets 27,1%; la gente está yendo menos a la tienda pero compra más productos en la visita», indican desde la empresa.

Por otra parte, se observó que «el mercado se está achicando, los ítems promedio que manejan las tiendas es de 1.763 referencias, esto son los códigos de barra presentes en la tienda; en febrero 2020 eran 100 items más».

Scanntech indicó que las segundas marcas se encuentran desarrolladas en el nivel socioeconómico bajo, teniendo oportunidad de crecer en el nivel socioeconómico alto en algunas categorías particulares donde ya tienen buena penetración.

Las categorías con mayor potencial de crecimiento de segundas marcas son detergente para la ropa, gaseosas, yerbas y yogures.

Sin embargo, en el último año las segundas marcas perdieron algo de la participación que habían ganado: en febrero de 2020 tenían una participación de 37% en el mix de productos y en febrero de este año esa participación es de 34%.

Según Hernández, «en los alimentos la recuperación de las primeras marcas es más marcada, impulsada por los incrementos de precios de las segundas marcas; en 2020 las segundas marcas habían ganado 4 puntos en el mix de consumo y hoy creemos que ese consumo volvió a las primeras marcas».

«Lo que cambió son los incrementos de precios, las primeras marcas subieron 34% mientras que las segundas subieron un 47%, aprovecharon esta posición de menores precios que tenían y ajustaron un poco más», detalló.

Dijo que antes «estaban 30% abajo de las marcas líderes en precio y ahora un 20% y creemos que ese es el driver por el que las primeras marcas volvieron a crecer».

 

 

.