Los bonos en dólares se transan otra vez en baja, con una caída promedio de 1%, para profundizar el sendero del bajas el martes, en un marco en el que los inversores siguen atentos a las negociaciones entre Argentina y el FMI para acordar un plan de facilidades extendidas a 10 años, al tiempo que se espera poder reprogramar un vencimiento con el Club de París a afrontar a finales de mayo.

En este sentido la serie de bonos globales acumula una pérdida promedio de 34% en los seis meses transcurridos desde su salida al mercado secundario, el pasado 10 de septiembre, mientras que el riesgo país medido por JP Morgan sube 23 unidades, a 1.662 puntos básicos. Este indicador llegó a trepar 42 unidades a las 13 horas, para tocar los 1.680 puntos básicos, un máximo desde la reestructuración de deuda.

“Los retornos de los títulos argentinos continúan ofreciendo valores más elevados respecto a los de otros países de elevado riesgo. Las tasas de los bonos Globales en promedio se ubican en 18,2%, mientras que los locales muestran rendimientos de 19% en promedio. La curva se mantiene con pendiente negativa”, indicó un informe de Research for Traders.

Santiago Abdala, director de Portfolio Personal Inversiones, detalló que “la incertidumbre permanece en el mercado local, con mínimos de cerca de 32% o debajo de 30% en algunos bonos. Y la realidad, es que el panorama para inversores en activos argentinos es poco alentador en el corto plazo, y quienes quedan más invertidos son residentes de Argentina o institucionales, con vínculo a largo plazo en el país”.

“Se da una especie de paradoja y muchos inversores observan que se van tocando nuevos mínimos semana a semana, por lo cual buscan vender, porque entienden que los precios seguirán cayendo. En la medida que no se rompa este círculo vicioso, no se logrará revertir esta tendencia del mercado. Y, en consecuencia, la presión sobre los activos argentinos continuará”, agregó Santiago Abdala.

Por su parte, los indicadores de Wall Street exhiben alzas entre 0,3% y 1,2%, en una rueda aún sujeta a la volatilidad marcada que caracteriza a los negocios en Nueva York en los últimos meses.

El panel líder S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires gana un 0,7%, en los 46.800 puntos. Las acciones argentinas intentan superar sus precios mínimos desde finales de octubre, tanto medidos en pesos como en dólares. (Fuente: Infobae)