El nivel de utilización de la capacidad instalada en la Industria fue de 57,2% en enero pasado, 1,1 puntos porcentual por encima del 56,1% de igual mes de 2020, y acumuló así la tercera suba consecutiva en el cotejo interanual, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En enero, el nivel de Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII) superó también el nivel de igual mes de 2019, aunque todavía se encuentra por debajo de 2018 (61,6%); y fue levemente inferior al de diciembre pasado (58,4%).

En términos interanuales, el crecimiento se dio en seis de los 12 sectores relevados por el organismo y, respecto del mismo mes de 2020, las principales incidencias positivas se observaron en industrias metálicas básicas y metalmecánica, excepto automotores.

Los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron refinación del petróleo (77,5%), productos minerales no metálicos (71,7%), industrias metálicas básicas (70,7%), sustancias y productos químicos (62,9%), productos alimenticios y bebidas (60,0%) y papel y cartón (58,8%).

Minerales no metálicos registró un aumento de 17,3 puntos porcentuales interanual, la máxima suba desde inicio de la serie en 2016, seguido de Metálicas básicas (+9,2 p.p. interanual), Caucho y plástico (+7,5 p.p. interanual) y Metalmecánica (+6,8 p.p. interanual).

Las industrias metálicas básicas exhibieron un nivel de utilización de la capacidad instalada superior al registrado en enero de 2020 (61,5%) por la mayor actividad de la industria siderúrgica: así, la producción de acero crudo registró una suba interanual de 24,3% en enero de 2021, según la Cámara Argentina del Acero.

En el caso de la industria metalmecánica, excepto automotores -que muestra un nivel de utilización de la capacidad instalada superior al registrado en el primer mes del año pasado (34,6%)-, se destaca el incremento en el nivel de actividad de los fabricantes de maquinaria agropecuaria.

Y los productos minerales no metálicos evidenciaron un nivel de utilización de la capacidad instalada superior al del primer mes del año pasado (54,4%), como consecuencia principalmente de las subas interanuales en los niveles fabricados de artículos sanitarios de cerámica, ladrillos huecos, pisos y revestimientos cerámicos, placas de yeso y cemento.

Las principales incidencias positivas se observan en las industrias metálicas básicas y en la metalmecánica.

Por su parte, los bloques sectoriales que se ubicaron debajo del nivel general fueron productos de caucho y plástico (52,6%), productos del tabaco (49,3%), edición e impresión (49,2%), productos textiles (43,0%), metalmecánica excepto automotores (41,4%) e industria automotriz (31,4%).

Los productos de caucho y plástico presentaron un nivel de utilización de la capacidad instalada superior al registrado en el mismo mes de 2020 (45,1%) por la mayor elaboración de manufacturas de plástico y de neumáticos, explicó el Indec.

El sector Automotriz acumuló la tercera suba consecutiva (+5,1 p.p. interanual) y Alimentos y bebidas creció 1,4 p.p. interanual, revirtiendo la caída de diciembre por la medida de fuerza gremial del rubro de aceiteros.

La industria automotriz mostró un nivel de utilización de la capacidad productiva superior al del primer mes del año pasado (26,3%) por la mayor cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices, indicó el informe.

Y los productos alimenticios y bebidas exhibieron un nivel de utilización de la capacidad instalada superior al registrado en enero de 2020 (58,6%), principalmente por el incremento de la molienda de granos oleaginosos debido a la normalización de los procesos productivos tras haber estado afectados durante la mayor parte de diciembre pasado por problemas sindicales.

De los restantes seis sectores, Refinación de petróleo recortó su caída hasta -3,2 p.p. interanual (desde los -6,6 p.p. de diciembre); y también caen Tabaco (-18,0 p.p. interanual), Químicos (-10,9 p.p. interanual) y Papel y cartón (-9,1 p.p. interanual), Edición e impresión (-2,7 p.p. interanual) y Textiles (-1,4 p.p. interanual).

Estos datos coinciden con el Índice de Producción Industrial Manufacturero (IPI), dado a conocer la semana pasada, que registró en enero su tercera suba consecutiva en términos interanuales, y continúa así con el sendero de recuperación iniciado en mayo de 2020.

En enero, el nivel de actividad de la industria creció 4,4%, respecto de igual mes de 2020, mientras que en relación con diciembre pasado, marcó una mejora de 1,7% en el índice de la serie desestacionalizada, y en la serie tendencia-ciclo, el IPI aumentó en enero 1,2% mensual y acumula nueve meses consecutivos en alza. (Fuente: Télam)