Lo realizó la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social en las plantas de Vicentin y Cofco, con el Ministerio de Trabajo y la Gendarmería.

 

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizó un operativo de control laboral en la provincia de Santa Fe. La fiscalización estuvo a cargo de la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social que dirige Carlos Castagneto (DR Centro y Grandes Empleadores), el Ministerio de Trabajo y la Gendarmería Nacional.

 

En particular, participaron agentes de la Subdirección General de Coordinación Operativa de los Recursos de la Seguridad Social y de la Dirección Regional de los Recursos de la Seguridad Social Grandes Empleadores.

 

El operativo se realizó “en el marco de las tareas llevadas a cabo en la provincia de Santa Fe los días 29 y 30 de octubre por la DGSESO en conjunto con el Ministerio de Trabajo y con la ayuda de las herramientas de última generación de V.A.N.T. (vehículos aéreos No tripulados), drone”.

 

En el comunicado, se destacó que los operativos se desarrollaron “manteniendo las estrictas normas de seguridad y cumpliendo todos los protocolos de distanciamiento social” para relevar “el personal con total normalidad en los domicilios de explotación de dos empresas en los que su actividad no fue afectada por la pandemia, a fin de confirmar ciertas presunciones que se encuentran en análisis con origen en las Ordenes de Intervención generadas por la Dirección Regional de Grandes Empleadores”.

 

Uno de los procedimientos, se llevó a cabo en la Planta de procesamiento y acopio de cereal Ricardone que la firma Vicentin posee en la localidad de San Lorenzo, en la ruta nacional 12, kilómetro 64. Allí “se procedió a verificar la metodología con la que el empleador Oleaginosa San Lorenzo continúa su actividad sin personal a cargo, la modalidad de transferencia del personal entre empresas del grupo económico, como así también, verificar la existencia de personal no declarado y/o irregularmente registrados en relación a su antigüedad y/o remuneración y a los conceptos remunerativos no declarados”. Según la web de la empresa, “su estratégica ubicación geográfica, muy cerca de la autopista que une a las ciudades de Rosario y Santa Fe, permite un fácil ingreso de las materias primas para su molienda. Cuenta con moderna infraestructura que le permite operar con semillas de soja, algodón y girasol”.

 

A su vez “en el Puerto de Timbues Planta de acopio de la firma COFCO Internacional Argentina SA se llevó a cabo una inspección ocular de la actividad que la misma desarrolla a fin de proceder con el análisis del origen de la Orden de Intervención relacionado con el encuadre en el Decreto N° 814 (diferencia De Alícuota Aportes y/o Contribuciones de seguridad social)”.

 

En este caso se realizó “una verificación ocular sobre las instalaciones a fin de analizar el proceso productivo acompañados por personal de la empresa además de toma testimonial de algunos trabajadores”.

 

Según la página web de la empresa, Cofco es “una empresa integrada desde la producción agrícola, cadena de distribución y acopios, comprometidos con las comunidades en donde operamos, trabajando juntos en proyectos sociales orientados a mejorar la educación y la salud infantil”. Se estableció en la Argentina en 1929 y logró transformar “Timbúes en un polo agroindustrial, habiendo sido pioneros en descubrir el potencial de la zona”.

 

“Continuamos expandiendo nuestra red de acopios, acercándonos a nuestros clientes, brindándoles soluciones y servicios que agregan valor a su producción. Hoy somos una empresa joven resultado de la unión entre Nidera y Noble Agri., instalada en Argentina desde hace dos años como subsidiaria del Grupo Cofco. Poseemos Sucursales en Argentina, Uruguay y Paraguay”, explicó. (Fuente: TELAM)