El gobierno nacional recogió el respaldo de los principales sectores empresariales para trabajar en conjunto en la revisión de las cadenas de valor que permita sostener el proceso de “desinflación”, y que los salarios ganen poder de compra, durante al reunión que encabezaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Economía y Producción, Martín Guzmán y Matías Kulfas, respectivamente.

Los funcionaros nacionales estuvieron acompañados por con 34 empresarios que, entre otras compañías de primera línea, representaban a YPF, Ternium, Arcor, Acindar, Molinos Ríos de la Plata, Nestlé, Unilever, Ledesma, Danone y Toyota.

También hicieron presente Daniel Funes de Rioja, presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Herrero, titular de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) e Iván Szczech, directivo de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco).

El encuentro se realizó en el Museo del Bicentenario de Tucumán, un día después de la reunión mantenida ayer con a la dirigencia sindical, en cual estuvo enmarcado en el proyecto por parte del gobierno nacional de “armonización de precios y salarios con una expectativa de inflación a la baja y recuperación económica y salarial real”.

Por la crisis de la balanza de pagos y luego la pandemia, “la macroeconomía está muy desordenada, entonces hay que empezar a trabajar cadena por cadena y precio por precio para ver donde se producen los saltos”, explicó a los empresarios Martín Guzmán.

Al finalizar el encuentro, el ministro de la Producción, Matías Kulfas, señaló que “los sindicalistas plantearon tener pautas salariales que ganen. No tiene sentido encontrar quién pide 50 si después la inflación es de 60. Ahí perdemos todos. La idea es converger en 29 y que el salario esté por encima de ese nivel”.

Desde el lado empresarial, Iván Szczech afirmó que existe un “amplio consenso” en “generar una macroeconomía sana” y el respaldo a la idea de “alcanzar una estabilidad de precios” para que el salario “no pierda contra la inflación”, declaraciones en sintonía con las de Herrero, quien expresó el deseo de que “salario real que crezca”.

“Tenemos que atacar el tema de precios y salarios, buscando que el salario real crezca y un ejemplo claro de esta construcción es poner nuestras plantas a trabajar a full, haciendo horas extras y que el Gobierno a través alguna corrección del impuesto a las Ganancias ayude a la distorsión que este impuesto provoca sobre los salarios”, añadió el titular de Adefa.

Por su parte, Funes de Rioja subrayó que “sin el crecimiento del sector privado, ningún país se recupera y crece. Este país necesita no solo recuperarse, necesita crecer y generar empleo. Todo eso se da en un marco de estabilidad macroeconómica y nosotros no queremos la inflación”.