El dólar libre sigue subiendo y se acerca a su récord

La cotización vuelve a ganarle a la inflación y a la tasa de interés: este lunes cerró a $1.280 y acumuló un incremento de 23% en el último mes.

El dólar libre reafirmó este lunes la tendencia alcista. Con una ganancia de 15 pesos o un 1,2%, la divisa que es operada en la plaza alternativa cerró pactada a $1.280 para la venta, un valor próximo al de su récord nominal intradiario de $1.300 alcanzado el jueves 22 de mayo.

Este movimiento fue convalidado a la par por las cotizaciones bursátiles del “contado con liquidación” y el MEP este lunes, a $1.304 y $1.272, respectivamente. Así los dólares que se negocian por fuera del “cepo” oficial registraron un incremento de precios superior al 20% en solo un mes. El 10 de mayo, el dólar libre cerró a 1.040 para la venta, para marcar desde entonces una ganancia acumulada del 23%, aunque no exenta de volatilidad.

Analistas financieros destacan cinco motivos del repunte:

-La rebaja de las tasas de interés en pesos del sistema financiero, comandada por el recorte en la tasa de política monetaria del Banco Central (ahora en el 40% nominal anual), liberó una masa de pesos que en parte se destinó a la compra de dólares, en un movimiento que procura reducir el margen de pérdidas frente a una inflación que se resiste a ceder del rango del 5% mensual.

-Menores liquidaciones del agro –que en un 20% se cursan a través del mercado de valores e influyen en el “contado con liqui”–, presionaron en la tendencia que venía exhibiendo el dólar. Para mayo estaba previsto un ingreso de divisas que cubriera todos los frentes: compras oficiales, demanda privada y provisión de divisas para los segmentos alternativos a través del canal bursátil. Pero ello no sucedió, en parte porque las fuertes lluvias de abril retrasaron la recolección de la cosecha gruesa, y también porque el precio presente del dólar oficial no está incentivando las liquidaciones.

-Otro punto es el de la escasez de reservas. La oferta del agro por debajo de lo previsto también está acotando las compras de divisas que efectúa el Banco Central en la plaza mayorista. Al mismo tiempo, la autoridad monetaria dispuso dar más espacio a la demanda de importadores, con el objetivo de apuntalar los niveles de producción y actividad económica en general. Los expertos advierten que faltan divisas líquidas en manos del sector público para afrontar abultados vencimientos de deuda en moneda extranjera, con un BCRA que todavía cuenta con reservas netas “en cero”.

-Se dilata la salida del “cepo”, y ante la incertidumbre que generan la dificultad para eliminar los controles y la brecha cambiaria –por encima del 40% y en el nivel más alto desde febrero, la demanda por cobertura se hizo notar en las últimas semanas.

-Se atrasa el tipo de cambio oficial, pues es sabido que la devaluación gradual del 2% mensual implementada este año por el Banco Central deja posicionado al dólar oficial como el precio de la economía que menos sube. De hecho, el Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral que mide el BCRA hoy se asienta en los 90 puntos, debajo del valor de equilibrio teórico de 100 puntos, y cada vez más cerca del muy atrasado tipo de cambio legado en diciembre por el ex ministro de Economía Sergio Massa, de 74 puntos.

Luis Caputo afirmó: “Nosotros no nos fijamos una fecha para levantar el cepo. Lo que nos fijamos es una estrategia para salir del cepo. Se tienen que cumplir esencialmente cuatro condiciones. Una es el equilibrio fiscal. Dos, tener solucionado el problema del stock heredado, haber solucionado el flujo y por último, que haya una relación razonable entre reservas y pasivos remunerados”. (Fuente: Infobae)