El Ministerio de Gobierno y Justicia informó que para este año se prevé la concreción de nuevas obras en la Unidad Penal Granja El Potrero y la Unidad Penal N° 6 de Federal, lo cual permitirá incorporar 300 nuevas plazas y el primer hospital modular penitenciario.

Tal como se adelantó durante 2020, a través de la apertura de sobres para la construcción de pabellones en la Unidad Penal Granja el Potrero, se espera para este año culminar con la obra que representa una inversión superior a los 78 millones de pesos.

“El gobernador Gustavo Bordet nos indicó como prioritario continuar con las obras en unidades penales de la provincia. Una de las labores que venimos desarrollando es la construcción de los primeros pabellones en la cárcel El Potrero de Gualeguaychú. Esta unidad es una granja que tiene una modalidad que logra muy buenos resultados en el tratamiento de internos, trabajando en el campo y reciben educación formal e informal, en el marco de los Derechos Humanos”, detalló la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero.
En este sentido, agregó: “El propósito final es que esta ampliación de la Granja El Potrero, que contará de cinco módulos, un hospital y una obra de saneamiento para tratar afluentes, nos posibilite cerrar en algún momento la vieja cárcel de Gualeguaychú que es una cárcel más propia del siglo 19”.

El director General del Servicio Penitenciario, Marcelo Sánchez, sostuvo: “La idea para este año es avanzar en la concreción de nuevas plazas. Podemos decir que Entre Ríos ha sido una de las Provincias que no cuenta con sobrepoblación y es gracias al trabajo que venimos realizando hace un par de años”.
“Estamos próximos a iniciar la construcción en la granja penal con el proceso licitatorio otorgado, así como la concreción del hospital modular penitenciario. Estamos avanzando además con las obras en Federal lo cual nos va a significar 150 nuevas plazas, sumado a ir avanzando con la meta que es cerrar la Unidad Penal de Gualeguaychú”, agregó.

Asimismo, Sánchez mencionó los avances alcanzados en el 2020, lo que significó “una gran mejora en las unidades penales entrerrianas”. “Se realizaron obras de construcción para ampliar la capacidad y crear espacios de alojamiento suficientes e higiénicos y se readecuaron sectores existentes para una mejor distribución de la población penal”, detalló.
En el marco de la pandemia por Covid-19, el Servicio Penitenciario (SPER) adoptó medidas tendientes a prevenir la propagación de la enfermedad al interior de los establecimientos y definió acciones para extremar los controles sanitarios sobre la población penal.

“En razón de esto se trabajó en las unidades penales, acrecentando sobre todo a lo que es la atención sanitaria de la población y del personal sanitario, tomándose medidas que fueron instruidas desde el Ministerio, que consistieron específicamente en fortalecer la tarea de atención médica. Estas medidas que se tomaron en general dieron resultado positivo, dado que tuvimos la mayor etapa de este año sin casos positivos”, detalló el Director General.

Asimismo, informó que desde el organismo se continúa ejecutando el programa de asistencia de personas bajo vigilancia electrónica, contando a la fecha con 96 dispositivos en funcionamiento que son monitoreados desde el SPER. Además, durante el 2020 se adhirió a la Ley Nacional N°27.499 de capacitación obligatoria en género y se dio continuidad pedagógica a la Tecnicatura Superior en Seguridad Pública orientada a la Seguridad y Tratamiento Penitenciario de manera virtual. Los Cadetes de tercer año finalizaron su formación egresando como Oficiales del Escalafón Cuerpo General.

En este marco, Sánchez sostuvo: “Dentro de los pilares establecidos la formación del personal penitenciario tampoco se detuvo. Valiéndonos de las herramientas tecnologías pudimos concretar cursos de oficiales, formación del personal suboficiales y subalternos a través de las herramientas que nos permiten las plataformas digitales. Esto fue muy positivo porque nos sirvió para no detener el trabajo”. (Fuente: APF Digital)