Los usuarios del servicio de energía eléctrica en Entre Ríos pagarán, en promedio, un aumento del 24,8 por ciento en Tarifa Media Venta Global desde marzo.

Según explicaron desde el Ente Provincial Regulador de la Energía (Epre), Luciano Paulín, los usuarios residenciales (que representan el 75 por ciento de los consumidores del sector eléctrico provincial) abonarán un incremento del 16,8 por ciento.

“Para entender la reestructuración tarifaria hay que comprender que tiene dos componentes que la integran: uno nacional, determinado por Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Camesa) que fija el valor de megavatio hora; y, otro, provincial, que es el Valor Agregado de Distribución (VAD)”, señalaron desde el ente.

En Entre Ríos, el Epre “dispuso un aumento promedio en la tarifa media global del 15 por ciento desde los consumos del primero de marzo, es decir, se abonará con la factura que llegará en abril y el 24 de febrero de este año emergió la Resolución 131 de la Nación que determinó hacer efectivo un aumento del 9,8 por ciento desde los consumos de marzo, por lo que la Tarifa Media de Venta Global sufrirá un incremento del 24,8 por ciento promedio en la provincia”.

No obstante, la provincia “venía con un congelamiento de la tarifa eléctrica desde noviembre del 2019, es decir, que hasta el 28 de febrero la provincia sumaba 16 meses de congelamiento tarifario a tenor que no se había modificado el VAD ni el componente de adquisición de la energía en el mercado mayorista”.

“La mayoría de los usuarios pagábamos un 40 por ciento del costo real de la energía, por lo que hay un 60 por ciento restante que estaba siendo subsidiado por los Estados nacional y provincial”. (Fuente: Aim Digital)