Los directivos de la agroexportadora difundieron un comunicado de prensa, tras el apoyo de ayer del Banco Nación a la propuesta que presentaron un grupo de 60 acreedores.

Tras el apoyo del Banco Nación a la propuesta de un grupo de 60 acreedores damnificados por Vicentin, desde la compañía señalaron que sus plantas industriales se encuentran en funcionamiento y que atraviesan un proceso de diálogo con todas las partes involucradas y abiertos a continuar en ese camino, con el objetivo de encontrar una salida a la crisis que se desató meses atrás tras el default que declaró la empresa hace ya más de un año, cuando alegó estrés financiero y dejó deudas por casi 100 mil millones de pesos.

“Consideramos muy positiva la iniciativa presentada por los propios productores, cooperativas y acopiadores damnificados. La propuesta permitirá recuperar la cerealera santafesina y reducir la millonaria deuda que ese grupo empresario mantiene con las entidades bancarias y el resto de los acreedores”, dijo ayer, Eduardo Hecker, presidente del Banco Nación.

Hay que recordar que en febrero pasado la iniciativa presentada a Vicentin consiste en evitar el “desguace” de la compañía, que se plantee una reestructuración de la empresa y se la vuelva a poner en funcionamiento plenamente. Hay también un respaldo al grupo de acreedores por parte de acopiadores, cooperativas y operadores de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Hecker confirmó que la entidad estaría dispuesta a financiar a los productores originadores si avanza esa iniciativa. “A pesar de que no existe un pronunciamiento público, la opinión del Banco Nación es compartida por el Banco Provincia, el Ciudad y el BICE que, en todos los casos, sostienen como objetivo la recuperación de los créditos y la reactivación de la actividad productiva”, comentó.

En un comunicado, los directivos de la agroexportadora del norte de la provincia de Santa Fe, afirmaron que “estamos en plena etapa de co-construcción de una propuesta superadora que incluya a todos los acreedores y que pueda contar con su aprobación mayoritaria”.

Además, informaron que hay un cumplimiento de todas las instancias del proceso concursal, las plantas y su capacidad productiva se encuentran funcionando normalmente y los salarios de los trabajadores se encuentran al día. Por otro lado, el documento sostiene que no se han generado deudas postconcursales y que “la posición financiera de Vicentin se fortalece con el transcurso de los meses, lo que será de sustancial importancia al momento de la definición de la propuesta que presentará la empresa”, manifestaron.

  • ACREEDORES

La propuesta que presentó un grupo de acreedores al directorio de Vicentin contempla planes de pagos, a quienes no capitalicen, con quitas y/o espera; acuerdos con acreedores de granos para asegurar el abastecimiento; acuerdos con acreedores financieros para asegurar el capital de trabajo y separar de las decisiones y la gestión a los actuales directores y accionistas.

También se propone que exista la participación del Estado nacional y provincial, así como de la banca pública, con la cual la empresa mantiene, solamente con el Banco Nación, una deuda en torno a los 300 millones de dólares.

Por último, para los damnificados, si Vicentin continúa con la composición accionaria actual es “muy improbable que vuelva a comprar el volumen necesario de granos, que recomponga su capital de trabajo y que venda el paquete de control accionario a un inversor que realice un plan de pagos aceptable por los acreedores”. Asimismo, también observan como muy difícil que sin la intervención estatal exista una “reestructuración exitosa”.

“La única alternativa para volver a poner a Vicentin en marcha es capitalizar gran parte de las las acreencias, diseñar planes de pagos para aquellos que no deseen capitalizarse con quitas o esperas, generar acuerdos para asegurar el abastecimiento, como así también con los financieros para el capital de trabajo y separar de las decisiones y la gestión a los actuales directores y accionistas”, manifestaron los acreedores. (Fuente: Infobae)