Los principales gremios rosarinos expresaron su preocupación respecto de los niveles de inflación y el aumento de la canasta básica registrada durante 2020, de más del 31% y del 37% (según Indec y la Usina de datos de la UNR respectivamente), y advirtieron que si bien siguen apostando al gobierno de Alberto Fernández, piden mayor rigurosidad en el control de precios.

Representantes de organizaciones sindicales como La Bancaria, Empleados de Correo, de peajes, de encargados de edificios, de Obras Sanitarias, custodios y también estatales expresaron que el gobierno debe garantizar el sostenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores, poniendo el foco en las negociaciones paritarias y instruyendo mecanismos entre patronales, gremios y empleados.

Asimismo, exigen un control de precios riguroso con la implementación, por ejemplo, de equipos de fiscalización, la continuidad del programa Precios Cuidados y una fuerte intervención estatal para evitar subas de precios abruptas, en un marco de reactivación económica. (Fuente: La Capital)