Por Juan A Bracco – Los ingresos federales tuvieron una fuerte caída en el mes de marzo y, durante el primer trimestre del año, se ubicaron en términos reales por debajo de los niveles inflacionarios, según la información del Ministerio de Economía de Entre Ríos a los que tuvo acceso Valor Local • La proyección anual se mantiene, aún con fragilidad, dentro de los parámetros del presupuesto para el año en curso.

Entre enero y marzo de este año, Entre Ríos recibió del Gobierno nacional un total de $ 20.107.518.489 en concepto de coparticipación y otras remesas federales. Cabe recordar que el 15% es coparticipado con los municipios de la provincia y que una tajada importante son rentas asignadas, es decir fondos con destino específico (educación, obras públicas, etc.) cuyo fin la Provincia no puede cambiar.

Esta cifra representa un incremento nominal con respecto al primer trimestre del año 2019 del 39,4% (+ $ 5.685.740.341), variación positiva que, de igual manera, se encuentra por debajo del índice inflacionario que en los últimos 12 meses tuvo un incremento del 50 % (50,3% a nivel nacional y 51,6% en la Región Pampeana donde el Indec ubica a Entre Ríos).

El dato significativo es la baja que se registró en el mes de marzo, cuya segunda mitad estuvo marcada por el aislamiento social obligatorio que dispuso el presidente Alberto Fernández para frenar la pandemia del Covid-19.

Durante los dos primeros meses del año, se venía registrando una mejora nominal y porcentual contra períodos similares del 2019: en enero se remitieron $ 7.207.768.498 ($ 2.067.110.297 más que en el mismo mes del año pasado), lo que implicó una mejora del 40% y en febrero el giro a las arcas de la provincia llegó a $ 6.861.429.837 (+ 2.160.872.854) con una mejora porcentual del 45% con respecto al mismo mes del período anterior.

Pero el escenario cambió en marzo. Las remesas nacionales cayeron a $ 6.038.320.154 y el incremento interanual se situó en el 32%, veinte puntos por debajo de la variación inflacionaria acumulada. Una curva similar se registró en la recaudación provincial, como muestra el informe de este medio, cuyo vínculo se encuentra más arriba.

Si bien en 2019 se había registrado una merma entre los fondos del tercer mes con respecto a los dos anteriores, la disminución en este año fue más abrupta. La variable del Coronavirus es, entonces, clave. Resta saber cómo impactará en el flujo de fondos de abril, cuyo dato se conocerá a principios de mayo.

Las proyecciones anuales, sin embargo, se mantienen hasta ahora dentro de los patrones establecidos en el presupuesto 2020 que preparó el Ministerio que conduce Hugo Ballay y que la Legislatura sancionó a fines del año pasado.

Allí se fijó que el cálculo de ingresos nacionales para el año en curso se ubicaría en $ 105 mil millones de pesos. Teniendo en cuenta que el tercer trimestre representa sobre el total aproximadamente un 20% de las remesas totales, la proyección de los $ 20 mil millones de estos tres meses para todo el año se ubica en los $ 100 mil millones.

El escenario que asoma para estos meses venideros es complejo.

El Gobierno nacional anunció un paquete de ayuda a las provincias por $ 120 mil millones de un esquema que conjuga recursos de ATN (aportes del Tesoro Nacional) y un fondo fiduciario. El diputado nacional por Entre Ríos, Marcelo Casaretto (Frente de Todos), estimó que de ese total llegarán a la provincia $ 2.898 millones en tres cuotas iguales de $ 966 millones, la primera en abril y los dos restantes en mayo. El destino será poder cumplir el pago de salarios, jubilaciones y servicios esenciales.