El dólar en el mercado paralelo anota su segunda rueda de avance consecutiva con una suba de $1 que lo lleva a los $143, mismo valor de fines de marzo pasado. El avance de la divisa en el mercado informal es el movimiento más destacado en medio de cotizaciones planas de los bonos soberanos y una nueva caída del índice S&P Merval de la Bolsa porteña. El riesgo país, por su parte, sube 12 unidades a 1.590 puntos.

Con el avance de la cotización paralela, la brecha cambiaria con el dólar mayorista roza el 54%. El dólar MEP y el contado con liquidación, por otro lado, anotan una leve baja a 143,04% en el primer caso y una suba también modesta, a $151,46. El MEP sube 2,1% en el año mientras que el liqui trepa 7,7% y el libre retrocede $23. Aunque se sostiene en niveles altos en términos históricos, el dólar informal está lejos del pico de $195 que tocó en octubre y todavía sin grandes sobresaltos.

La Bolsa porteña abrió con retracción de negocios el martes, en línea con las ventas pendientes desde la rueda anterior, ante la evidente prudencia de los inversores que desconfían en la marcha de la economía local y se preocupan por los alcances de una cruenta segunda ola de coronavirus.

El índice S&P Merval de Buenos Aires perdía un 0,57%, a 47.834,91 unidades antes del mediodía, tras ceder un 1,51% en la jornada previa.

En Nueva York, las acciones argentinas que cotizan fuera del país –american depositary receipts o ADR- muestran también mayoría de bajas, con el papel de Bioceres y su retroceso del 7,5% a la cabeza. Corporación América y Pampa Energía le siguen con retrocesos del 2,2% y 2% en el día. En total, 13 de 21 papeles argentinos que cotizan en Wall Street sufren hoy pérdidas.

Mientras tanto, el ministro de Economía, Martín Guzmán, sigue con su gira por Europa para recibir apoyo en las negociaciones con el FMI y ver la posibilidad de reprogramar un próximo vencimiento ante el Club de París.

El riesgo país que elabora JP Morgan trepa 12 unidades a 1.590 puntos, luego de haber perdido unas 30 unidades la rueda previa. Los bonos soberanos argentinos se contagiaron levemente de la suba de hasta 15% que experimentaron los títulos de Ecuador luego de la victoria de Guillermo Lasso, un candidato conservador y pro mercado, en las elecciones presidenciales del domingo pasado. Hoy, los títulos argentinos cotizan “planos”, casi sin movimientos. (Fuente: Infobae)