Fernando Desbots, presidente de la federación que los agrupa, participó de un encuentro en con el ministro de turismo nacional, Matías Lammens. Planteó la necesidad de ayuda y de medidas para sostener la actividad. La temporada de verano la calificó como muy moderada. Por otro lado, valoró positivamente el diálogo que sostienen tanto con el ministerio nacional como con el gobierno provincial, pero afirmó que la situación del sector es crítica y necesitan ayuda para seguir adelante.

En referencia a la actividad hotelera, el empresario comentó que los niveles de ocupación están distorsionados porque se calculan sobre el número de plazas disponibles, pero no se tiene en cuenta que casi un 50 por ciento de los hoteles están actualmente cerrados, y otros han abierto solo en parte –según aseguró–, “habilitando a veces 30 de 100 habitaciones totales”.

Respecto a los cierres, dijo que “algunos han cerrado en 2020 de manera definitiva porque no se pueden sostener en este contexto, y otros porque no les conviene abrir para tener un nivel de ocupación de entre el 20 y el 30 por ciento”.

También destacó como positivas las medidas del gobierno provincial, que mantuvieron la apertura del turismo, no aplicaron restricciones desde enero y flexibilizaron algunas cargas impositivas a través de su diferimiento. Pero sostuvo que “la única solución definitiva para el sector es la vacuna y volver a los niveles de ocupación prepandemia”

“Las medidas de cierre y restricciones en otras provincias han generado mucha incertidumbre e inseguridad en los turistas, y han provocado una gran caída en las reservas también en Córdoba”, indicó. (Fuente: La Voz)