Según reportó la Bolsa de Santa Fe, el maíz temprano presenta muy buen estado, con lotes excelentes. La región central espera por nuevas lluvias.

La entrada de vientos del trópico provocarán en los próximos días temperaturas elevadas en la mayor parte del área agrícola, con precipitaciones denominadas de “frente caliente”_-sin que baje la temperatura_ de variada intensidad sobre el nordeste del Chaco y el norte de la Mesopotamia.

Así lo señaló el último informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aries, que pronosticó que tras el paso de un frente frío y muy estable en el arranque de la semana, la mayor parte del centro y el este del área agrícola se mantuvo con temperaturas máximas por encima de 30º, con amplios focos de más de 35º, según el último informe de la Bolsa de Cereales.

Paralelamente, se producirán precipitaciones de variada intensidad sobre la mayor parte del área agrícola, con su foco sobre el norte de la Región del Chaco, el este del Paraguay y el norte de la Mesopotamia.

Estas lluvias en una de las áreas más afectadas por la sequía se sumarán a las de fin de noviembre, que pusieron en marcha “la recuperación hídrica de las zonas que estaban en rojo con las reservas de humedad en Argentina”, arriesgó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su último informe agroclimático.

De acuerdo a lo informado por el Sistema de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, en la última semana, las actividades agrícolas en el centro norte de la provincia se centraron en el proceso de siembra de los diferentes cultivos y en el proceso de cosecha de trigo.

La secuencia de precipitaciones que se registraron durante aproximadamente 20 días, revirtieron el período seco y los primeros síntomas de déficit hídrico de los maizales. Además, generaron escenarios muy favorables para el crecimiento y desarrollo normal de los cultivares, sin inconvenientes, presentando así, el maíz temprano, un muy buen estado con lotes excelentes.

La implantación de soja temprana finalizó sin dificultades, por las buenas condiciones ambientales que imperaron desde su inicio. La superficie implantada fue de 937.500 hectáreas, sobre una intención de siembra de 950.000 hectáreas previstas inicialmente.

Por su parte, para la BCR, “hay grandes expectativas de buenas lluvias sobre todo en la región central, donde los maíces están a poco más de dos semanas de comenzar la floración”.

Pero se esperan lluvias modestas y dispares que volverían a privilegiar al este, y por lo tanto volverían a dejar de lado al oeste de Córdoba, lluvias convectivas que “difícilmente satisfagan la gran necesidad de agua que es generalizada y sigue vigente para enfrentar las exigencias del maíz en diciembre”, consideró la entidad rosarina.

Sí hay “muy buenas chances” para el norte Argentino, sobre todo para Chaco y Corrientes que podrían recibir lluvias que superen los 50 mm.

Para la BCR, se mantiene un escenario mayormente estable con alta insolación y temperaturas que rápidamente se reacomodan a los valores típicos de la primera quincena de diciembre.

El ingreso de humedad a capas bajas de la atmósfera es progresivo y muy lento durante la semana dificultando el regreso de las precipitaciones, las cuales, en principio, habría que esperar hasta prácticamente la transición de quincenas, concluyó la Bolsa rosarina.

  • MERCADOS

En cuanto al mercado, el analista Dante Romano, de Agroaustral Perspectivas, destacó la toma de ganancias que enfrentó el mercado durante la primera semana de diciembre, luego de las fuertes subas de los últimos meses. “Con fondos muy comprados, las lluvias en Sudamérica y un menor ritmo de exportaciones de soja en EEUU, generaron una baja importante”, dijo.

“Los fondos de cobertura en Chicago estaban muy comprados y cambiaron de posición

De hecho, según la consultora AZ Group, la Commodity Futures Trading Comission (CFTC) informó que en la última semana los fondos especulativos de trigo cambiaron su posición neta comprada en 2 millones de toneladas a encontrarse vendidos en 590 mil toneladas, cercano a la neutralidad. En soja, dichos actores recortaron levemente su posición neta comprada desde 27,7 millones de toneladas a 26,4 millones de toneladas. Por último, para maíz, los fondos también disminuyeron su posición comprada en 2,15 millones de toneladas a 34,3 millones de toneladas

Romano, en tanto, agregó que en el mercado local la demanda sigue muy activa pero la oferta continúa siendo renuente. Esto hace que los precios se mantengan relativamente más firmes. En el caso del trigo, en plena campaña, con los barcos llegando, las ventas siguen muy lentas.

Recordó que las exportaciones semanales de soja de EEUU bajaron su ritmo en las últimas tres semanas, lo cual genera dudas, “sobre todo con el comentario de China de que los márgenes han bajado y que podrían incluso cancelar operaciones acordadas”. Esto, con una posición muy comprada de los operadores especulativos, puede generar una toma de ganancias negativa.

Si bien la siembra de soja en Brasil se realizó con un mes de demora, e incluso gran parte de lo sembrado temprano, tuvo que ser resembrado, analistas privados ya hablan de 134 a 135 millones de toneladas de producción vs. las 133 millones estimadas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda).

Respecto del maíz, China sigue presionando con su apetito. No solamente sobre EEUU, sino también sobre Europa donde vimos alzas importantes para el cereal. Las lluvias sobre Argentina mejoraron la condición de los cultivos, y permitieron iniciar la siembra de maíz tardío. Sin embargo, la baja humedad de los suelos, y el patrón climático algo esquivo hace ser prudentes con las proyecciones de producción.

Romano rememoró que en las últimas semana hubo varias noticias que hablan de mayor oferta: Australia apunta a 31,2 millones de toneladas, muy cerca del récord productivo de 31,8 millones. En tanto Rusia proyecta exportaciones en suba. (Fuente: La Capital)