El dólar libre retoma las subas luego de más de una semana de recortes con un leve avance de 50 centavos. Las cuevas y financieras de la City porteña piden $196 por billete, para la venta. Por su parte las otras cotizaciones paralelas, el dólar MEP y el contado con liquidación, abrieron con pequeñas bajas y el Riesgo País sube cuatro unidades a 1.701 puntos.

La cotización libre pierde algo más del 5% respecto de su récord histórico de $206, anotado el mes pasado. La divisa entró en un camino bajista desde inicios de diciembre, aunque con subas puntuales en algunos días. Hoy, el precio del billete se recupera 50 centavos, algo que ya había hecho el viernes último.

El blue gana 18% en lo que va del año, muy por debajo de lo que fue la inflación el mismo período. Mientras tanto, la brecha con el dólar oficial se acota al 92,5% dada la aceleración del avance de la divisa en el mercado mayorista, conducida por el Banco Central (BCRA).

Para operadores, los tipos de cambio paralelos se mantienen tranquilos gracias a factores estacionales como el pago de aguinaldos -empleadores liquidan dólares para enfrentar esos desembolsos- y la cercanía del cierre del año que sirve para determinar el Impuesto a los Bienes Personales, y ante el que conviene entrar dólares a bancos locales para tenerlos depositados y reducir costos impositivos.

Mientras tanto, la Bolsa porteña cotizaba a la baja el martes por ventas que perduran ante las dudas de un rápido acuerdo del Gobierno con el FMI para renegociar una millonaria deuda de unos 45.000 millones de dólares.

El índice líder S&P Merval cedía un 0,53%, a 81.511,46 unidades, a las 11.10 de la mañana, tras perder un sostenido 4,09% en la rueda del lunes. El Riesgo País que mide JP Morgan gana 4 puntos para escalar a las 1.701 unidades.

Argentina está en tratativas con el organismo crediticio internacional para postergar pagos previstos para los próximos dos años, aunque el diálogo se dilata más de lo previsto, de acuerdo a analistas privados.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió el lunes en el Congreso el proyecto de presupuesto 2022, pero no hizo referencia a detalles del estado de las negociaciones con el FMI.

Los inversores también aguardan la presentación de un demorado plan económico plurianual en medio de presiones cambiarias, alta inflación y elevado déficit fiscal.

(Fuente: Infobae)