Son las prórrogas de la ley de biocombustibles y de Ganadería Ovina. Fuerte pronunciamiento del ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba: ” Hay mucha incertidumbre y angustia en el sector de los biocombustibles, que ha generado inversiones y fuentes de trabajo. Ante esta situación se ve afectada la continuidad de las mismas”, dijo.

Hay preocupación en diferentes ámbitos de la producción y la política sobre la falta de tratamiento en el Congreso de la Nación de dos leyes que son de relevancia para la actividad agropecuaria y agroindustrial. Se trata de dos prórrogas: Ley de Biocombustibles y la Ley Ovina.

En el caso de los biocombustibles, la Ley 26.093 vence el próximo 12 de mayo. Ya hay una media sanción del Senado aprobando por unanimidad su prórroga y en diputados todavía no hay fecha para su debate, aunque existiría la posibilidad que los sectores de la oposición pidan en los próximos días una sesión especial para el tratamiento sobre tablas de la iniciativa.

El régimen a prorrogar propone, entre otras cosas, una estructura de beneficios y promociones para las empresas radicadas en el interior del país, y también un piso de corte de biocombustible que obliga a las petroleras a cumplir con un límite del 10% en diésel con mezcla de soja y del 12% en naftas con bioetanol de caña y maíz.

Desde la oposición hay una coincidencia con el sector privado sobre los beneficios de la normativa que hasta el momento posibilitó incrementar alternativas de agregado de valor a la producción primaria en el sector agroindustrial, igualando oportunidades, promoviendo empleo calificado y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero, entre otros.

En lo que respecta a la Ley Ovina, la misma vence el próximo 5 de abril y está destinada a lograr la adecuación y modernización de los sistemas productivos ovinos que permita la sostenibilidad a través del tiempo y consecuentemente, permita mantener las fuentes de trabajo y la radicación rural. Entre sus objetivos consta lograr un aumento de ingresos netos y valor agregado; desarrollo de recursos humanos; el aumento de la facturación global del sector; y un incremento en el stock ovino nacional, entre otros puntos.

  • BIOCOMBUSTIBLES

En las últimas semanas las empresas productoras de biocombustibles, y en especial las plantas dedicadas a la elaboración de biodiesel, plantearon su “preocupación, incertidumbre y desconcierto” por el retraso que ofrece el tratamiento de la prórroga de la Ley 26.093 en el Congreso.

En relación a este tema, el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, advirtió que desde el gobierno provincial vienen reclamando su prórroga en Diputados y hasta el momento no han sido escuchados.

En diálogo con este medio, el ministro provincial aseguró que “es inentendible el porqué de esta quietud. Los que se niegan a prorrogar la Ley en el fondo quieren reducir los cortes de bioetanol y biodiésel y oponerse a que se agregue valor en origen para el progreso de nuestros pueblos. Hay sectores del Gobierno nacional que se oponen a la política de biocombustibles y pretenden favorecer la continuidad de una política fundamentada exclusivamente a los combustibles fósiles, yendo a contramano de los compromisos asumidos por nuestro país en la reducción de gases de efecto invernadero”.

Y agregó: “Tampoco creemos que estos apenas dos meses que quedan para el vencimiento de la Ley, ambas Cámaras puedan aprobar una ley superadora con el suficiente consenso. Además, no sabemos si en algún lugar existe un borrador de una supuesta nueva Ley. Nunca se puso sobre la mesa el proyecto que desarrollaron las provincias productoras de la mano de los actores vinculados a este sector. Hay mucha incertidumbre, angustia en un sector que ha generado fuertes inversiones y fuentes de trabajo y que ante esta situación se ve afectada la continuidad de las mismas”.

Por último, el ministro dijo que desde su provincia, como en otros distritos donde la producción de biocombustibles tiene una fuerte presencia, levantaron la voz para plantear que se deje la incertidumbre de lado y haya certezas votando la prórroga de la ley, para que exista una mesa de diálogo que permita seguir perfeccionando la misma y generar desarrollo en las provincias y el país.

  • LEY OVINA

Esta semana el diputado nacional chubutense por la Unión Cívica Radical (UCR), Gustavo Menna, reclamó que se trate de manera “urgente” la prórroga de la Ley Ovina, ya que falta menos de un mes para que la misma deje de estar vigente.

Menna catalogó como clave a la Ley para recuperar el stock ovino y explicó que “en el 2001 se ideó este régimen que apunta a parar esa declinación y recuperar el stock y en esto fue una herramienta muy importante el fondo para la recuperación de la actividad ovina, que está destinado a sostener a los productores con apoyo económico, pero también a las provincias para los temas de infraestructura”.

Según detalló el legislador nacional, “este fondo permite sostener todas estas erogaciones y tuvieron resultado porque permitieron generar una recuperación. Los fondos que se destinaron originalmente en 2001 fue de 20 millones de pesos anuales, que por el tipo de cambio del momento, eran 20 millones de dólares. Hoy la Ley de Presupuesto tiene previsto 80 millones de pesos para este fondo, que quedó desfasado”.

Es por tal motivo que Menna presentó en julio del año pasado un proyecto para que se prorrogue la actual Ley, pero que se modifique el monto del fondo hasta establecer un mínimo de 1.600 millones de pesos anuales, como así también algunas pautas para su distribución, en las cuales se tengan en cuenta el stock ganadero de cada provincia.

Respecto al retraso en el tratamiento, el diputado dijo no encontrar explicación a la demora “porque este es un reclamo de las entidades ganaderas de todas las provincias patagónicas. Nosotros quisimos prevenir y presentamos el proyecto en julio y colegas correntinos también lo hicieron. Y por septiembre, el Ministerio de Agricultura convocó a representantes de las entidades del país, en lo que se llama la Mesa Ovina, y empezaron a analizar el proyecto, llegaron a un acuerdo pero en un plano de asesores”.

“Esto parece ser que no avanzó a nivel de ministro y tampoco en el Ejecutivo, que no mandó un proyecto de ley. Esto nos preocupa, porque faltan pocos días para que venza. El viernes pasado le cursamos una nota al presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados para que convoque a la comisión y, ya que no hay proyecto del Poder Ejecutivo, que empecemos a tratar nuestros proyectos de ley, que tienen estado parlamentario”, finalizó. (Fuente: Infobae)