EL GOBIERNO SUPERÓ EL DESAFÍO CLAVE DE LA LICITACIÓN DE LETRAS DEL TESORO Y CALMÓ LA SUBA QUE INSINUÓ EL DÓLAR

El mercado intuyó, después de la mitad de la rueda cambiaria, renovaría la totalidad de vencimientos y la cotización de la divisa cambió de rumbo · El rol del Impuesto a los Bienes Personales.

En la plaza mayorista, la cotización del dólar pasó de subir 20 centavos a quedar 14 centavos por debajo del día anterior, a $35,95. En bancos y casas de cambio, en tanto, aumentó 3 centavos a $37, promedio.

Fue un alivio para todos que se renovara el total del vencimiento de las Letes en dólares. Se adjudicaron USD 1.350 millones a 4,75% anual a 175 días de plazo, es decir que vencen el 10 de mayo de 2019 y este es el principal atractivo de los títulos: están dentro del plazo de tolerancia al riesgo, y con una tasa 125 puntos básicos que la que Hacienda debió aceptar un mes atrás.

Pero, surgió un ingrediente particular, los inversores argentinos en LETE advirtieron que si rehusaban no renovar la totalidad de sus tenencias y pasarse a dólares, y se quedaban líquidos, en la Argentina o fuera del país, iban a tener que hacer pago al 0,75% de alícuota del Impuesto a los Bienes Personales.

El lado negativo que tuvo la renovación plena fue que una parte de los inversores ingresaron a estos títulos del Tesoro con pesos, pero al vencimiento, no retiraron los dólares para pasarse a plazo fijo. Los dejaron trabajar 6 meses más para ganar una tasa efectiva de 2,375% en dólares. La decisión puede ser tomada como un aviso: se están dolarizando carteras.

De todas maneras, el aumento del dólar del día anterior no parece haber hecho mella en la confianza de los inversores. En la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), el Banco Central captó $174.745 millones con una tasa de corte de 64,01% que  fue 1,19 puntos porcentuales inferior a la del día anterior. A pesar de la reducción de la tasa, captó casi $5.000 millones sobre los vencimientos.

En un día Hacienda bajó 125 puntos básicos la tasa de LETE en dólares a 175 días y el Banco Central recortó otros 119 puntos básicos el corte de las Leliq

El mundo ayudó para que esto sucediera. Cuando se conoció que en los Estados Unidos la inflación de octubre estuvo en línea con la que predijeron los analistas -0,2%- se calmaron los ánimos y el dólar se debilitó frente a casi todas las monedas del mundo. De hecho, en Brasil, el dólar perdió 1,3% frente al real y en Chile, 1,44 por ciento.

Los Bonos del Tesoro norteamericano, en tanto, subieron de precio y su rendimiento bajó a 3,12% anual. Como los bonos argentinos siguieron perdiendo paridad, el índice de Riesgo País de la Argentina creció 1,41% a 646 puntos.

SOSTENIDA BAJA DE LAS RESERVAS

Las reservas cayeron USD 95 millones a USD 52.831 millones a pesar de que en el exterior por la suba del oro y del euro se ganaron USD 29 millones.

Los pagos al exterior fueron de USD 24 millones a organismos internacionales y de 1 millón a Brasil. La caída de reservas es por el movimiento de los depósitos en dólares que hace que los bancos retiren dinero de su cuenta de efectivo mínimo en el Central.

La Bolsa subió favorecida por las circunstancias internacionales. La más destacada fue el aumento de 1% petróleo a USD 56,25 por barril después de  perder 25% de su valor desde los primeros días de octubre.

El índice Merval de las acciones líderes aumentó 2,90% con un regular monto de negocios de $524 millones.

A pesar de que las petroleras se vieron favorecidas, el gran impulso para la suba de la Bolsa vino de la mano de las entidades financieras. Banco Supervielle 4,95% y Macro 4,76% estuvieron entre los destacados.

El gran impulso para la suba de la Bolsa vino de la mano de las entidades financieras

Pero la acción que más subió fue la de Pampa Energía 6,33%, después del traspié de las dos primeras ruedas de la semana.

En Wall Street los ADR's argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares- tuvieron un buen día. Las alzas superaron ampliamente a las caídas. Edenor 10,32% sorprendió a todos, a pesar de que en el año acumula una caída de 50% en dólares.

El balance fue positivo para el Gobierno. Superó una de las pruebas más difíciles desde que rige el cepo monetario desde el primer día de octubre.

Todavía le queda algún margen para bajar la tasa que paga por Leliq. No la puede ubicar por debajo de 60% anual hasta no tener señales ciertas de que la inflación está cediendo.

 La tasa que paga el Banco Central por la Leliq no la podrá ubicar por debajo de 60% anual hasta no tener señales ciertas de que la inflación está cediendo

También habrá que ver si seguirá jugando a tenerlo en el límite inferior de la banda. Es un riesgo que corre, porque el mercado le mostró su sensibilidad y que el dólar está pronto a ocupar un escalón más alto al menor contratiempo.

Pero este fue uno de los desafíos que se le plantearán de aquí a fin de año. Diciembre, es el mes más adverso para la Argentina porque por tradición, es cuando los ahorristas e inversores compran más dólares.

Hay que recordar  que la gran crisis atrapó al Gobierno en diciembre de 2017 cuando el atraso cambiario hizo eclosión. (Fuente: Infobae)

Fuente: (valorlocal.com.ar)