Según los datos del Centro Regional Patagonia Norte del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), la exportación rionegrina de peras creció 7% y la de manzanas se amplió en un 24% en los envíos hacia Paraguay (69%), Brasil (16%) y Bolivia (42%). En cuanto a las peras, fueron a Ecuador (86%) y Bolivia (51%).

«La realidad es que las cosas se alinean por cuestiones como la macroeconómica, ya que los países limítrofes tienen una capacidad de compra relacionada con una economía estable, y nosotros tenemos un producto cualitativo que está cerca», explicó el secretario de Fruticultura de Río Negro, Facundo Fernández.

Los mercados de Perú, Paraguay, Ecuador y Bolivia «crecieron y estamos empujando la integración de grupos comercializadores de manera independiente, sin intermediarios», remarcó el Fernández.

«Para esos grupos es mucho más fácil ir a países limítrofes y cercanos ya que tienen mejor control de su logística, con tránsito más corto y se habla el mismo idioma en la mayoría de los casos», agregó.

El secretario consideró que la gente asoció de manera directa que consumir productos frescos es más sano y los puede proteger de las enfermedades. «Ese concepto se acentuó muy fuerte», concluyó. (Fuente: Télam)