En diciembre de 2020, la utilización de la capacidad instalada en la industria exhibió un nivel promedio de 58,4%, casi dos puntos porcentuales superior al registrado en diciembre de 2019 (56,9%), equivalente a un grado de subutilización del máximo potencial fabril de más del 40%, según el sondeo habitual del Indec.

Poco más de la mitad de los sectores, que en conjunto representan el 34% del PBI manufacturero, recuperaron en diciembre niveles previos a la crisis sanitaria, y otros que aportan más del 45% persistían con rezagos

El informe de la oficina oficial de estadística destaca: “Los bloques sectoriales que presentan niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron en diciembre: industrias metálicas básicas 73,5%, refinación del petróleo 72,0%, productos minerales no metálicos 69,2%, sustancias y productos químicos 63,7% y papel y cartón 62,6%”.

Mientras que, por contrario, estaban por “debajo del nivel general: productos alimenticios y bebidas 56,9%, edición e impresión 52,1%, metalmecánica excepto automotores 49,7%, productos de caucho y plástico 49,5%, productos del tabaco 46,7%, productos textiles 42,4% e industria automotriz 41 por ciento”.

De los 12 grandes agregados de la actividad fabril por parte del Indec, en diciembre 7 mostraron niveles de actividad más altos que al comienzo del gobierno de Alberto Fernández, fueron los casos de la rama automotriz; productos minerales no metálicos (para la construcción); metalmecánica; metálica básica; edición e impresión; productos del caucho y plástico; y textiles. En conjunto, representan el 33,8% del valor agregado por el total del sector manufacturero. (Fuente: Infobae)