La empresa emitirá una nueva serie de obligaciones negociables (ON). También se apresta a comprar otra fábrica de maquinaria en Marcos Juárez.

La irrupción de la pandemia de Covid-19 en Argentina está cumpliendo un año y la maquinaria agrícola es uno de los pocos sectores que puede trazar un balance positivo.

Durante la última Expoagro que se realizó de manera presencial en 2019, los fabricantes de equipos para el campo ya habían advertido un mayor flujo de consultas, derivado en el interés de los productores de “calzar” inversiones en bienes dolarizados.

Cuando se lanzaron las medidas de confinamiento, la producción de alimentos fue una de las que estuvo exceptuadas y, de la mano de una buena cosecha y de precios internacionales de los granos que fueron creciendo de manera exponencial, la demanda no paró de crecer.

El caso de Metalfor –fabrica pulverizadoras y otros implementos agrícolas– es un ejemplo: el año pasado duplicó sus ventas, incorporó casi un centenar de personas y elevó 71 por ciento su facturación en dólares.

A partir de este empuje, la compañía oriunda de Marcos Juárez y que también tiene una planta productiva en Noetinger, decidió embarcarse en la búsqueda de recursos en el mercado financiero para capitalizarse y activar más inversiones.

En concreto, en las últimas horas elevó ante la Comisión Nacional de Valores (CNV) una solicitud de registro y emisión bajo el régimen Pyme de una nueva serie de obligaciones negociables (ON) por un monto de 300 millones de pesos.

Si bien el trámite formal señala que el dinero se utilizará para refinanciar pasivos a mayor plazo y menor tasa, desde la compañía aclararon que ese objetivo puede ser modificado una vez que se emitan los papeles y que el fin último es financiar inversiones.

  • ACELERA

El año pasado, según un informe de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), Metalfor estuvo dentro de las 10 marcas más vendidas del país contemplando todos los vehículos autopropulsados (cosechadoras, tractores y pulverizadoras).

Puntualmente en pulverizadoras, que es su fuerte, captó el 30 por ciento del mercado. Ahora, además de seguir potenciando su inserción en ese rubro, quiere posicionarse en otro segmento liderado por las multinacionales: el de cosechadoras.

Metalfor comenzó a fabricar estos equipos en 2004, en el inicio del boom agrícola. Pero luego de varios años, nunca logró posicionarlos entre los más vendidos del mercado y en la actualidad solo los hace para clientes puntuales; es decir, a una escala muy reducida.

Según información a la que tuvo acceso La Voz, en los próximos días la compañía que preside Eduardo Borri dará a conocer un plan para sumar una nueva línea de cosechadoras, con un horizonte de mercado ambicioso: lograr un share del 10 por ciento.

El año pasado, en Argentina se vendieron unas mil cosechadoras, según los datos de Acara. Es decir que, de movida, la apuesta de Metalfor sería fabricar unos 100 equipos por año.

Este medio intentó conocer de fuentes de la empresa más detalles al respecto, pero la información se maneja bajo reserva: solo se sabe el nombre (2635), se presentaron algunos datos en reuniones con autoridades y toda la estrategia de negocio se develará durante el lanzamiento que la firma realizará en Marcos Juárez el martes 23 de marzo.

De todos modos, un dato relevante es que es un mercado en el que el 90 por ciento de las ventas son de máquinas de marcas extranjeras, que si bien tienen plantas en el país, la mayoría de los componentes los importan y los ensamblan. La única de capitales nacionales y que solo tiene el dos por ciento del mercado es Vassalli, de Firmat (Santa Fe).

Pero ante las restricciones establecidas por el Gobierno para acceder a dólares, la producción nacional ha tomado mayor envión.

De hecho, mientras en 2019 los patentamientos totales de máquinas importadas (5.074) habían superado a los de equipos nacionales (4.157), en 2020 fue al revés: ganaron las locales 4.947 a 3.896.

Bajo ese contexto, Metalfor buscará captar mercado con una nueva cosechadora con mayor cantidad de componentes domésticos.

  • OTRA EMPRESA

Este plan se apalanca con otra novedad que se conocerá en las próximas horas: Borri, propietario de Metalfor y de Bertotto-Boglione, está a punto de cerrar la compra de la fábrica de radiadores y agropartes Prats, también de Marcos Juárez.

El grupo agroindustrial sigue así incrementándose: tras quedarse con Metalfor en 2017, en 2019 también adquirió la mayoría accionaria de Corpant Oxiple, una metalúrgica de la misma ciudad. (Fuente: Agrovoz)