Las acciones argentinas se mantuvieron con ligera tendencia alcista este miércoles, en un mercado acotado y reducido de operaciones, mientras los operadores de las bolsas internacionales asimilan la decisión de la Reserva Federal estadounidense de mantener las tasas cerca de cero.

La Fed no efectuó cambios en las tasas de referencia, pero el optimismo sobre la progresión de la recuperación económica de EEUU instó a más funcionarios del banco central norteamericano a planificar los aumentos de tasas para fines de 2023. La Fed también reiteró por ahora su compromiso con su programa de compra de activos, que está absorbiendo alrededor de USD 120 mil millones al mes.

El índice accionario S&P Merval mejoró un 0,9%, a 67.575 puntos, mientras que las bolsas de Nueva York experimentaron caídas de 0,8% en el Dow Jones de Industriales, de 0,5% en el S&P 500, y de 0,2% en el tecnológico Nasdaq operaba equilibrado.

En cuanto al desempeño de las acciones y ADR de compañías argentinas en Wall Street, hubo alzas destacadas de 1,5% para Grupo Galicia y Banco Macro, y de 1,3% para YPF (a USD 5,50), en una rueda en la que el crudo Brent alcanzó los USD 75 el barril por primera vez en más de dos años.

En el ámbito local, los operadores siguieron expectantes a noticias sobre las conversaciones que mantiene el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar un préstamo por USD 45.000 millones y sobre la deuda que debe cancelar con el Club de París por 2.400 millones de dólares.

Los bonos Globales, en dólares con ley extranjera, registraron una ganancia de 0,2% en promedio, mientras que el riesgo país de JP Morgan cedía siete enteros para la Argentina, a 1.476 puntos básicos.

Dado que la inflación en Estados Unidos está aumentando más rápido de lo esperado y que se prevé que la economía crezca este año a su ritmo más rápido en décadas, algunos responsables de política monetaria comenzaron a preguntarse si la Reserva Federal debería seguir manteniendo su tasa de interés de referencia a corto plazo cerca de cero y dejar sin cambios el programa de compra masiva de bonos puesto en marcha para frenar las consecuencias económicas de la pandemia.

En contraposición a la mejora del terreno económico, debe señalarse que Estados Unidos sigue sin alcanzar los 7,5 millones de puestos de trabajo que tenía a principios de 2020, y la reapertura de escuelas, salas de conciertos y otros muchos espacios públicos sigue sin ser completa.

Los mercados globales esperan definiciones sobre la política monetaria de la Fed, en la búsqueda de fundamentos para sostener las ganancias del último año

Las infecciones y muertes diarias por coronavirus en los EEUU descendieron, pero solo la mitad de los mayores de 12 años se vacunaron, un nivel que según los epidemiólogos no es suficiente para aplastar el virus definitivamente y eliminar el riesgo de futuros brotes localizados.

En consecuencia, todavía quedan meses para cualquier cambio efectivo en la política monetaria es probable que se produzca en un corto plazo, ya que la Reserva Federal tiene que sopesar una serie de riesgos.

(Fuente: Infobae)