Según el Cesyac, se ubicó en junio en $ 94.790,70; al tiempo que a nivel nacional el Indec la fijó en $ 64.445. En seis meses sufrió un incremento cercano al 24 por ciento.

El costo de la canasta básica de productos creció en Rosario entre el 22 y 24 por ciento en los primeros seis meses del año y la escalada inflacionaria no se detiene ya que la economía familiar deberá hacer frente a otros aumentos. En los últimos días se anunciaron retoques escalonados del 14 por ciento en la energía eléctrica, de un 20 por ciento en los seguros, de un 5 por ciento en telefonía, internet y televisión por cable, de un 7 por ciento en colegios privados y del 6 por ciento en medicamentos. Y como si esto fuera poco, se vienen un 30% de incremento en las expensas a partir de agosto.

“Recomendamos a la gente caminar, recorrer, porque se detectan diferencias de precios de un comercio a otro. Para aminorar el impacto de los aumentos hay que adherirse a promociones y programas de descuentos”, sugirieron desde el Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac), en el marco de un contexto inflacionario cada vez más acuciante.

Es que la canasta básica de alimentos aumentó entre un 22 y un 24,6 por ciento promedio en los primeros seis meses del año según mediciones de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y el Cesyac, pero si se recorta sólo el dato en alimentos, la suba llegó al 30 por ciento, según el último organismo.

Es más, de acuerdo a los datos publicados por el Cesyac, en Rosario la canasta básica familiar se ubicó en junio en 94.790,70 pesos. La que mide el Indec, en tanto, se ubicó en el mismo periodo en 64.445 pesos a nivel nacional.

  • SERVICIOS ESENCIALES

Los precios y tarifas se disparan más allá de los anuncios macroeconómicos y parches coyunturales. En la medición interanual del Cesyac (junio 2020 al mismo mes de 2021) la inflación fue 43,63 por ciento. Y las negociaciones paritarias, depende las actividades, parecen correr de atrás con las actualizaciones salariales.

En estos días se anunciaron nuevos incrementos en servicios esenciales para el sostén familiar. La Capital informó sobre el incremento del 30 por ciento en las expensas en propiedad horizontal, pero a eso se suman un 14,78 por ciento de la energía eléctrica, un 3,37 de gas, un 20 por ciento de seguros, un 7 por ciento de colegios y un 6 por ciento en medicamentos, según el Cesyac.

Además, hay que sumar que a partir del 1º de julio el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) autorizó subas del 5 por ciento en telefonía, internet y servicio de televisión por cable o satelital.

En este contexto, el titular del Cesyac, Ignacio Pandullo, recordó que en 2020, con la irrupción de la pandemia, algunos servicios, como internet y telefonía, no habían registrado subas, pero ahora el golpe se siente con la actualización de esos rubros. “Este año se empiezan a descongelar también los servicios de luz y gas”, graficó.

Según las mediciones del organismo, en junio se detectaron aumentos del 2,45 por ciento en productos de limpieza, 3,64 por ciento en la carne y 1,22 en bebidas. “La canasta básica que medimos en el primer semestre acumuló una suba de 22,03 por ciento, pero concentrado en alimentación estuvo cercana del 30 por ciento”, remarcó Pandullo.

“Observamos una suba constante en alimentación, esa es la variable más preocupante, pero a eso se suma la actualización de los servicios. Preocupa lo que va a pasar hacia adelante además por la suba del dólar, porque producto de la especulación, productos que no tienen ningún componente en esa moneda se incrementan igual”, explicó. (Fuente: La Capital)