En la capital provincial, un litro de combustible de la empresa estatal YPF puede pagarse hasta un 8,3% más cara que en el barrio de Palermo, una de las zonas más exclusivas de la ciudad de Buenos Aires. Lo mismo ocurre con el resto de las marcas.

La principal diferencia de valor se registra en el precio del litro de gasoil premiun, denominado comercialmente Infinia Diesel. En una estación de servicio ubicada en calle Córdoba de Buenos Aires puede adquirirse a $ 99,9 mientras que en Paraná se vende la misma unidad a $ 108,2. La diferencia entre ambos valores es de $ 8,30 lo que implica una distancia de 8,3%.

En el gasoil común (Diesel 500), el precio es similar, incluso con una mínima diferencia a favor de los consumidores paranaenses: $ 89,9 Buenos Aires y $ 89,3 en la capital provincial.

En lo que a naftas se refiere, la distancia de precios es marcadamente favorable a los consumidores porteños que pagan $ 90,4 el litro de súper mientras que en Paraná se vende a $ 95,1. La diferencia es de $ 4,7 por unidad y, en porcentaje, se ubica en el 5,2%.

Lo mismo ocurre con la nafta premio (Infinia). En Palermo se puede conseguir a $ 104,8 el litro mientras que en la capital provincial hay que pagar $ 109,8 por unidad. Entre un valor y otro hay un margen de cinco pesos que, en porcentaje, asciende al 4,8%.

(Fuente: APF Digital)