Con un entorno financiero global negativo, las acciones argentinas se negociaron mayormente en caída este jueves, un día después que el Gobierno lograra fondos suficientes para afrontar el pago de deuda doméstica a corto plazo.

Los operadores de las plazas externas asimilaron la comunicación de la Reserva Federal de los EEUU de este miércoles. La Fed adelantó que prevé una continuidad de las tasas de referencia en torno a cero hasta 2023 y confirmó que sostendrá en el corto plazo su plan de comprar de activos a un ritmo de USD 120.000 millones por mes “hasta que se produzcan avances sustanciales hacia los objetivos de máximo empleo y estabilidad de precios”.

Pero a la vez, el banco central norteamericano que conduce Jerome Powell revisó al alza sus previsiones de inflación, luego de que en mayo los precios sorprendieron al mercado con la mayor alza interanual en 13 años (5%). La Fed consideró que a medida que avancen los meses es de esperar una moderación, hasta alcanzar el 3,4% a finales del ejercicio anual, un punto porcentual más que en marzo.

Este jueves, las bolsas reaccionaron con inclinación bajista: el Dow Jones de Wall Street restó un 0,6% y el Bovespa de San Pablo cedió 1 por ciento. Las caídas se extendieron también a las materias primas como el petróleo crudo (-1,7%), la soja (-7,2%) y el maíz (-7%).

En Wall Street el Dow Jones perdió 0,6%, pero el tecnológico Nasdaq avanzó un 0,9%

Entre los ADR y acciones de compañías argentinas que son negociados en dólares en Wall Street las bajas fueron generalizadas, con Cresud (-7%) e YPF (-6,4%, a USD 5,15) a la cabeza. Ternium y Tenaris perdieron 4,8% y 3,8%, respectivamente.

El índice accionario S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cedió un 1,7%, a 66.440 puntos, frente a un nivel récord nominal de 69.688 unidades alcanzado una semana atrás. La Bolsa acumula una mejora cercana al 13% en junio.

Los bonos Globales en dólares restaron cerca de 1% en promedio, con un riesgo país medido por el banco JP Morgan que ascendía a las 17 horas unas 21 unidades para Argentina, a 1.493 puntos básicos.

El Ministerio de Economía anunció la colocación de Letras del Tesoro por $63.711 millones a valor nominal y canjeó otro bono por $36.778 millones a valor nominal, con lo que logró un buen financiamiento a criterio de los operadores.

Argentina, afectada por una dura segunda ola de COVID-19, entró a fin de mayo en un período de gracia de 60 días para cancelar unos USD 2.400 millones ante el Club de París, mientras busca renegociar una deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por unos 45.000 millones de dólares. La inflación es otro gran condicionante.

(Fuente: Infobae)