En una conferencia de prensa virtual, la secretaria ejecutiva del organismo de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena, señaló que “es la peor contracción mundial en muchos años, la única excepción es China, y esto tiene gran importancia para nuestra región”.

La economía argentina tendrá una recuperación del 4,9% en 2021, mientras que este año caerá 10,5% por efecto de la pandemia de coronavirus y en el marco de una contracción global, de acuerdo con un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Según el Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2020, la economía de América Latina y Caribe se contraerá 7,7% en 2020, con la mayor caída en Venezuela (-30%) y menor en Paraguay (-1,6%) y Guatemala (-2,5%).

Para la Argentina, la Cepal espera una caída de 10,5% este año, mientras que para países vecinos proyecta una baja de 4,5% en Uruguay, 5,3% en Brasil y 6% en Chile.

En tanto, en 2021 el organismo proyectó que habrá un rebote de las economías de América Latina y Caribe de 3,7%, con un crecimiento para la Argentina de 4,9%, la mayor recuperación para Perú en 9% y crecimientos de 5% para Chile, 4% para Uruguay y 3,2% para Brasil.

En una conferencia de prensa virtual, la secretaria ejecutiva del organismo de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena, señaló que “es la peor contracción mundial en muchos años, la única excepción es China, y esto tiene gran importancia para nuestra región”.

Bárcena sostuvo que el crecimiento de China, sumado al aumento de los precios internacionales de commodities, “en el caso de Argentina es muy relevante, China es el principal destino de exportaciones de soja en Argentina”.

“China crecerá este año 1,9% y el próximo 8,1% y habrá recuperación de precios y cantidades de exportaciones de productos agrícolas, además habrá un crecimiento de la economía argentina de 4,9%, esto es una expectativa que ayuda a mejorar tanto el consumo interno como el aspecto externo”, afirmó.

Bárcena destacó que “a nivel global hubo una respuesta muy importante de anuncio de paquetes fiscales sin precedentes”, y advirtió que todas las proyecciones “están sujetas a una gran incertidumbre, no sabemos qué va a pasar con la distribución y aplicación de la vacuna, cómo va a seguir la liquidez global, si se van a sostener las medidas fiscales o no”.

  • LA ECONOMÍA MUNDIAL

La Cepal indicó que la economía mundial caerá 4,4% en 2021 y un crecimiento de 5,2% en 2021, y que el comercio mundial registrará una caída de 9,2% en 2020, que es la caída más profunda desde la crisis subprime de 2009 cuando cayó 12,8%.

“La diferencia es que la recuperación después de la crisis subprime fue 13,9% y ahora será apenas 7,2% en 2021”, señaló Bárcena.

Aclaró que “el comercio fue afectado por la pandemia pero también hay un proceso comercial que comenzó desde antes de la pandemia, una reorganización mundial en la que ha cambiado la dinámica del comercio”.

Asimismo, observó que “China es el único país que se va a observar crecimiento de exportaciones e importaciones”.

Destacó además que “la región está recibiendo flujos financieros que permitirían cubrir déficit en cuentas corrientes y aumentar reservas pero esto es heterogéneo” y agregó: “El riesgo soberano ha disminuido, las negociaciones de Argentina y Ecuador han ayudado”.

Por otra parte, la Cepal indicó que se revirtieron las caídas de los commodities y están en niveles más altos prepandemia, excepto los productos energéticos, que los que más han logrado recuperarse son los metales y los productos agrícolas y que en 2021 habrá mejor comportamiento de los precios.

Bárcena sostuvo que “en el tercer trimestre se atenuó la caída” de las economías “debido a la reapertura de actividades económicas y enormes ayudas fiscales que recibieron las familias y las empresas”.

Destacó que “el gasto público ha aumentado fuertemente priorizando las transferencias corrientes a hogares y sector productivo” y que “en todos los países hay aumento muy importante del déficit primario”.

“En vista de una segunda ola, sabemos que las vacunas están ahí, tenemos información y que nuestros gobiernos están haciendo esfuerzos por obtener estas vacunas; sí hay que pensar que estas vacunas van a requerir de mucho apoyo, sistemas de refrigeración y distribución”, concluyó. (Fuente: Télam)