La soja culminó el viernes con un avance  de 3,06% (US$ 15,43) hasta los US$ 520,27. El maíz subió 7,10% (13,88) para cerrar a US$ 209,24; mientras que el trigo se incrementó 5,75% (US$ 13,50) en US$ 248,20 la tonelada.

Este alza en los valores fueron impulsados por los recortes a la producción y existencias en Estados Unidos reportados en el informe de oferta y demanda mundial elaborado por el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA).

La dependencia estadounidense proyectó una cosecha de 112,5 millones de toneladas de soja, un millón de toneladas menos que los cálculos de diciembre. Esta merma impactó en el mercado, debido a que las previsiones marcaban una potencial caída de 200.000 toneladas en el mejor de los casos.

Además, a partir de un aumento en las previsión de molienda y de exportaciones del país norteamericano, también se realizó un ajuste en los stocks de un millón de toneladas hasta los 3,8 millones de toneladas.

Por el lado del maíz, el USDA ubicó la previsión de cosecha estadounidense en 360,2 millones de toneladas, 8,3 millones menos que las calculadas en diciembre y 7,4 millones de toneladas por debajo de lo estimado por los operadores.

Por último, los motivos de su aumento se encontraron en los stocks mundiales, los cuales se ubicaron 313,2 millones de toneladas, 3,3 millones de toneladas menos que las proyectadas el mes pasado y 2,2 millones de toneladas por debajo de las proyecciones del mercado. (Fuente: Télam)