El ministerio de Turismo y Deportes informó que desde el 1 de diciembre pasado, fecha tomada como inicio de la temporada de turismo estival, 6 millones de turistas se movilizaron por el país. Del total, un 60% (esto es, aproximadamente 3,6 millones de personas) lo hicieron en destinos de la Costa Atlántica y de la provincia de Córdoba.

Después de Buenos Aires y la provincia mediterránea, las que recibieron un mayor influjo turístico fueron Entre Ríos (probablemente favorecida por la cercanía con Capital Federal y Gran Buenos Aires y Rosario, dos de los principales centros emisores de turismo del país), Río Negro, Neuquén, Mendoza, Salta, San Luis y Chubut.

“En este contexto tan particular, consideramos que tuvimos un buen inicio de verano, con más de seis millones de argentinas y argentinos movilizados por los destinos de nuestro país. Los números de ocupación no son los del verano 2020, en la que habíamos tenido una temporada récord, pero estamos muy conformes con estos primeros ingresos que logramos inyectar a un sector que estuvo a facturación cero durante más de un semestre del año pasado y que será estratégico en el camino de la reactivación económica”, aseguró Lammens. (Fuente: Infobae)