Se llevará adelante un nuevo proceso de adjudicación, en un contexto donde la nueva concesión de la Hidrovía es un factor estratégico clave.

Desde el Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, el secretario de Empresas y Servicios Públicos, Carlos Maina, explicó en detalle los motivos por los cuales se decidió dejar sin efecto la convocatoria a oferentes para explotar el muelle de contenedores en el Puerto de Santa Fe, que se originó bajo la gestión provincial anterior.

“Para empezar, es bueno aclarar que lo que se hizo durante la administración provincial anterior no fue una licitación, sino una convocatoria para presentar ofertas. Era una de las debilidades que tenía este proceso. Conceder la zona para terminal de contenedores por un término de 30 años mediante un procedimiento así, era uno de los puntos vulnerables del proceso”, subrayó Maina.

“Sabemos que no fue una decisión fácil. La analizamos y conversamos mucho con las entidades productivas y el propio oferente (Mundo Construcciones y MB Logística). Finalmente decidimos ante el nuevo escenario de licitación de la Hidrovía, solicitar para los puertos públicos que se draguen los canales de acceso y otras mejoras en las instalaciones. Decidimos hacer un proceso un poco más largo, resetearlo y empezar de nuevo”, agregó el funcionario provincial.

“Tanto el puerto de Santa Fe como el de Reconquista tienen accesos complementarios a la vía troncal. El Puerto de Santa Fe tuvo que invertir más de 300 mil dólares en el dragado porque la vía troncal navegable llega (desde el océano) hasta el kilómetro 584”, explicó Maina.

En relación con la operatividad de la draga que posee el Ente Administrador del Puerto de Santa Fe, Maina comentó que “está en funcionamiento pero no tiene un rendimiento acorde” y que “se invirtieron 300 mil dólares el año pasado” para mantener el canal de acceso en estado operativo.

  • NUEVO PROCESO DE LICITACIÓN CON MIRAS EN LA HIDROVÍA

En esa línea, el secretario manifestó que “para el gobernador Omar Perotti la terminal de contenedores en el Puerto de Santa Fe es muy importante. Por eso decidimos, ante el nuevo escenario, rehacer el proceso. Nuestra aspiración, con las nuevas condiciones que se generen, es ir trabajando simultáneamente”, explicó el Secretario de Empresas y Servicios Públicos.

 

El funcionario agregó: “Que este mismo año estemos llevando un nuevo proceso licitatorio con las nuevas condiciones en la hidrovía, con nuestro pedido formal para que sea incluido el canal de acceso en el dragado, con la aprobación del amarradero de barcazas y con la posibilidad de que las obras y equipamientos que hemos solicitado al gobierno nacional obtengan un buen resultado, nos llena de expectativas”, sostuvo.

  • NUEVA PLAYA PARA EL AMARRADERO DE BARCAZAS

El funcionario observó que “hay un trámite de aprobación para un amarradero de barcazas cerca del kilómetro 584”, es decir sobre el canal navegable troncal del Paraná, a las puertas del canal de acceso al puerto de Santa Fe.

Maina explicó que “es una obra ejecutada y estamos requiriendo los pasos finales para la aprobación de la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, con lo cual se permitirá desarmar formaciones (convoyes de barcazas) para entrar al puerto (sólo con las unidades necesarias), juntar las cargas y salir para rearmar las formaciones”.

La nueva playa mejora las perspectivas de gestión para la carga de contenedores. Pero en lo inmediato lo hace para operar más graneles en los muelles junto a los elevadores del puerto santafesino -aquellos que pertenecieran a la Junta Nacional de Granos (JNG)- que en los últimos 6 meses de 2020 operaron 60 mil toneladas en 23 embarques con destino a exportación, según detallara el presidente del Ente Administrador del Puerto de Santa Fe, Carlos Arese.

  • NUEVO HORIZONTE

Maina planteó el “un nuevo horizonte” sobre el pedido de las entidades productivas santafesinas a Omar Perotti para que defienda la mayor profundización del canal navegable troncal desde Timbúes hasta Santa Fe (hoy en 25 pies), mientras la Bolsa de Rosario plantea dejarlo como está para abaratar el peaje logístico de las navieras de allí al sur.

“Está claro -dijo- que Santa Fe por su extensión sobre el río y la consolidación en los últimos 15 a 20 años del Rosafe, es una de las provincias que tiene más de un interés concreto sobre la Hidrovía. Un tramo es del Océano a Timbúes, otro es de allí a Santa Fe y luego hasta el Norte incluyendo a Reconquista”.

“En cuanto a los calados -continuó-, pensamos que la situación actual a la que se ha llegado es el piso para pensar el futuro. El techo, también lo tenemos en claro, es la cuestión ambiental. El gobierno nacional tiene esa referencia; lo que nosotros miramos es el río Paraná, sus humedales, la pesca, las islas, el turismo y la hidrovía. Mientras el Paraná admita ambientalmente un mayor calado, nosotros como provincia lo solicitaremos. Ese es el norte con el que encaramos la mirada”, destacó.

  • EXPECTATIVAS VIABLES

En 2018, un estudio económico que recibieron las autoridades por entonces del Ente Administrador del Puerto de Santa Fe, evaluó que las aduanas de esta ciudad, Rafaela y Paraná movían 52 mil Teus (contenedores de 20 pies) entre exportaciones (32 mil) e importaciones (20 mil), lo que hacía “económicamente viable” al muelle de contenedores, que necesita 24 mil Teus anuales de movimiento.

“A priori también desde los números del Ministerio de la Producción hay expectativa de que se pueda hacer un buen movimiento de carga de contenedores. Con algunas variantes con cargas tanto hacia el sur como hacia el norte”, reconoció Maina. (Fuente: Noticias de Gob. de Santa Fe)